Escucha esta nota aquí

Puebla por fin ganó de local. Lo hizo en el marco de la séptima fecha del campeonato Clausura de la liga mexicana de primera división. El viernes derrotó al Toluca por 2-0.

El cuadro de la franja, como le llama la prensa mexicana, sale de una mala racha, suma siete puntos en la tabla y queda a siete del líder, Pumas.

En este equipo militan los bolivianos Alejandro Chumacero (volante), que ingresó el viernes en el segundo tiempo, y Luis Haquín (defensor), que estuvo en banco de suplentes.

La novedad es que Haquin fue convocado para este duelo luego de estar aproximadamente siete meses fuera de una competencia oficial. En julio del año pasado, luego de la Copa América, el ex zaguero de Oriente Petrolero sufrió una grave lesión durante un amistoso del Puebla. Tuvo una rotura de ligamento cruzado de la rodilla derecha. Se perdió toda la media temporada. Desde comienzo del presente año jugó cuatro partidos en el equipo de Reserva y el viernes Juan Reynoso Guzmán, el entrenador, decidió convocarlo.

Se espera, que en la próxima fecha (8), el defensor cruceño pueda estar ante Tijuana.

Haquin llegó a este club en diciembre de 2018 y luego de mostrar un buen rendimiento en Oriente Petrolero, el club que lo hizo debutar profesionalmente.