Escucha esta nota aquí

Georgina Rodríguez ha vuelto a protagonizar una nueva donación en estos últimos días. El destino no ha sido otro que el de la investigación sobre el Covid-19, ahora que la pandemia comienza a dar síntomas de que en las próximas semanas podría incrementar sus casos positivos. La pareja de Cristiano Ronaldo ha querido aportar de nuevo su granito de arena para conseguir dar con la vacuna lo más pronto posible y evitar que los contagios comiencen a descontrolarse.

No todo en la vida de la hispanoargentina y el portugués es lujo, y en medio de sus vacaciones Georgina Rodríguez vuelve a ser un gran ejemplo a seguir por sus hijos, los cuales están viendo cómo en los últimos meses sus padres realizan todo tipo de aportaciones para combatir el Covid-19. En el caso de Cristiano Ronaldo, el luso nos tiene más que acostumbrados a su generosidad.

Nada menos que 23.600 dólares ha sido la cantidad que Georgina Rodríguez ha donado a los doctores Bonaventura Clotet y Oriol Mitjá, los cuales lideran esta investigación desde que comenzó la pandemia a través de la Fundación Lluita contra el Sida. Sin duda una aportación muy valiosa para la investigación, más necesaria que nunca después de que en estos últimos días el repunte de casos haya comenzado a ser notable en nuestro país.

La hispanoargentina se ha convertido en una habitual de las donaciones, lo cual dice mucho de su persona, y es que está sacando el máximo partido posible a su tirón en redes sociales con gestos como la subasta de algunas de sus prendas más representativas, entre las que se encontró una camiseta firmada por Cristiano Ronaldo. Además de éstas, también donó 20.000 mascarillas a Nuevo Futuro Fundación Esfera.

Sin duda Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez tienen muchas cosas en común, fruto de las cuales atraviesan un momento inmejorable en su relación. Entre ellas la generosidad que motiva actos como este, y es que ambos son conocedores de su situación privilegiada y están concienciados con, siempre que puedan, ayudar a los demás. Ejemplo inmejorable también para sus pequeños, que ya desde sus primeros años de vida se conciencian y empapan de su solidaridad.