Escucha esta nota aquí

El gobierno de Uruguay habilitó un aforo del 100% para los espectáculos deportivos al aire libre para personas vacunadas contra el Covid-19 a partir del próximo domingo, por lo que la final de la Copa Libertadores se podrá jugar a estadio lleno.

"Las finales de las Libertadores (masculina y femenina) van a ser con el 100% de aforo, con espectadores vacunados", anunció este martes el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, en conferencia de prensa brindada junto a autoridades del deporte y el turismo, con motivo de las tres finales Conmebol que se jugarán en Montevideo.

El jerarca manifestó que "en los próximos días Uruguay va a vivir un momento histórico, único, sin precedentes", debido a los tres eventos que atraerán atención mundial.

Este fin de semana tendrán lugar los primeros dos esperados encuentros: el sábado 20 de noviembre (16:00) se jugará la final de la Copa Sudamericana entre los brasileños Athletico Paranaense y Red Bull Bragantino, y el domingo será la definición de la Copa Libertadores femenina entre el colombiano Santa Fe y el uruguayo Nacional o el brasileño Corinthians.

El punto culminante será el sábado 27 (16:00), con el choque entre los brasileños Palmeiras y Flamengo por la Copa Libertadores para consagrar al mejor club del continente.

Para ese partido ya se han vendido todas las entradas a disposición hasta el momento, dijo en la conferencia la directora jurídica de Conmebol, Monserrat Jiménez.

"Tenemos una lista de espera bastante importante. Con esta noticia (del 100% de aforo), me imagino que los teléfonos y mails deben estar colapsados intentando realizar la compra".

En Sudamericana, agregó, hasta este miércoles "hay unas 15.000 personas que asistirán al estadio Centenario".

"El movimiento va a empezar a subir a partir del viernes, pero sobre todo del miércoles de la semana que viene con el ingreso de la gente de Flamengo y Palmeiras", señaló Jiménez.

Las autoridades señalaron que hay más de 240 aviones 'charteados' para estos eventos, 60 de ellos provenientes de Europa.

"El aeropuerto de Carrasco algunos días va a manejar más de 10.000 pasajeros, un hecho histórico para Uruguay", dijo Delgado.

Además, más de 200 buses ingresarán los próximos días por frontera terrestre.

El ministro de Turismo, Tabaré Viera, también presente en la conferencia, confirmó que se esperan "en el entorno de 60.000 visitantes", 90% de ellos brasileños, quienes podrían generar un ingreso al país de 30 millones de dólares.

Comentarios