Escucha esta nota aquí

Gustavo Gois de Lira ha sido el entrenador de arqueros que ayudó a que hoy el fútbol boliviano cuente con dos jóvenes guardametas, que son de selección: Javier Rojas (24) y Jimmy Roca (20), ambos cruceños.

Esta historia se escribió en Nacional Potosí, cuando Gois de Lira llegó a principio de 2019 al club de la banda roja para formar parte del cuerpo técnico que comandó el año pasado Alberto Illanes.

El trabajo que realizó con ambos porteros fue fundamental, aunque cabe destacar que se dio cuando el titular era el argentino Leonardo Romero, por lo que Rojas (suplente) y Roca (tercer arquero) debían esperar su turno. “Tuve a tres grandes arqueros”, dice.

En ese orden empezó la temporada 2019, pero al poco tiempo, luego de conocer virtudes y defectos de los tres que trabajaban con el plantel, Gois de Lira informó al DT que Rojas estaba para asumir la titularidad.

Y así fue. Rojas no defraudó y demostró en el año todo su potencial que lo llevaron a formar parte de la selección e incluso a fichar a comienzo este año en Bolívar.

Roca esperó pacientemente su oportunidad. Le llegó el 25 de diciembre, en la fecha 25 del torneo Clausura 2019.Nada menos que en el clásico potosino. Lo hizo bien, aunque el salto lo dio a comienzo de esta temporada, cuando ya Rojas se había ido a Bolívar y la dirigencia había contrato a Elder Arauz (ex Destroyers) y Luis Fernando Cárdenas (exGuabirá), días antes del inicio del torneo Apertura 2020.

El costarricense Jeaustin Campos, sucesor de Illanes, se la jugó por Roca para el debut. No desentonó y fue figura en un partido en el que Nacional derrotó en casa a Wilstermann por 1-0.

A partir de ese encuentro, el joven portero de 20 años no soltó la titularidad, incluyendo los partidos por la Copa Sudamericana ante Melgar de Perú, que le valió, al igual que Rojas, para ser tomado en cuenta por el venezolano César Farías, entrenador de la selección nacional.

“Soy muy minucioso en el trabajo y eso hice con ambos. Después de los entrenamientos mirábamos videos de sus virtudes y defectos como también de los partidos que jugábamos”, dice Gois de Lira, que a los 18 años debutó como arquero en Iberomericana (1999), para después defender los colores de La Paz FC, Real Potosí, Nacional Potosí y San José. En este último club dejó el fútbol profesional porque en la temporada 2011, ya con 30 años, sufrió una grave lesión (fractura de tibia y peroné).

“Antes del debut de Nacional Potosí en la Sudamericana me llamó un dirigente para consultarme si Roca estaba preparado para atajar en un partido internacional. Le respondí que sí porque es un joven arquero al que le sobra carácter y está hecho para partidos importantes”.

¿Qué pondera de Javier Rojas como arquero? Le consultamos. “Es muy noble, escucha mucho, insaciable para el trabajo, tiene precisión para salir con los pies y tiene una reacción notable debajo del arco”, respondió.

¿Y de Jimmy Roca? “Su carácter, su personalidad, se ubica bien en el arco; jamás lo van a encontrar mal parado”.

¿Si estuviera en sus manos la decisión de decidir por uno de los dos para que sea titular a quién elige? “Es difícil, dependerá de lo que quiere el entrenador. Por ejemplo, si la decisión es jugar a contragolpear el elegido sería Jimmy; si el objetivo es salir jugando desde atrás, no hay dudas que tiene que atajar Javier”, dijo.