Escucha esta nota aquí

Era el gol del empate, pero el juez de línea Juan Pablo Flores levantó la bandera y el árbitro central Ivo Méndez lo anuló. Corrían los últimos segundos del clásico cruceño 186 cuando José Alfredo Castillo mandó el balón al fondo del arco de Rubén Cordano tras pase de Mauricio Sperduti.

La jugada fue invalidada por supuesta posición adelantada, situación que no ocurrió, ya que el lateral derecho Brandon Torrico, se quedó en el fondo y habilitó a los seis jugadores refineros que estaban en función de ataque. En ese momento ningún jugador de Oriente reclamó porque no se dieron cuenta o por la rapidez con la que se reanudó el juego. El partido estaba 3-2 en favor de la academia, por lo que el gol de Castillo pudo ser el 3-3 definitivo, ya que después de esa jugada se decretó el final.

Sin embargo, después de la conclusión del encuentro las imágenes comenzaron a circular por las redes sociales mostrando la legalidad del tanto del delantero de Oriente y el grueso error de Flores, que avaló Méndez.

 “Castillo está dos metros habilitado por el lateral derecho y nadie dice nada. Se van a sus casas (sus dirigentes) y nos putean a nosotros y al cuerpo técnico”, dijo el capitán Ronald Raldes al término del cotejo. El líder del equipo se quejó por la falta de respaldo dirigencia al club.

Por su parte, Castillo pidió sanción para los árbitros por sus errores. “Está bien nos tocó perder, pero creo que no lo merecíamos. Cuando me expulsaron me dieron (de castigo) tres partidos, a Marcelo Aguirre, de Guabirá también le dieron tres partidos, pero ellos (Tribunal de Justicia Deportiva de la FBF) no sanciona a ninguno de sus árbitros cuando se equivocan. Las imágenes son claras el jugador de Blooming está atrás”, dijo molesto luego del partido.

El partido terminó con triunfo (3-2) para los dirigidos por Erwin Sánchez, que siguen en su lucha por el campeonato Apertura.