Escucha esta nota aquí

Los últimos cinco minutos del primero tiempo fueron fantásticos para la selección nacional, que de ir perdiendo pasó al frente en el marcador. Se juega en el estadio Defensores del Chaco de Asunción.

El representativo local abrió el marcador a los 18 minutos por un penal que Rony Montero provocó por el agarrón de camiseta a Gustavo Gómez en un tiro de esquina para el dueño de casa.

En esa jugada, el árbitro fue alertado por el VAR (video arbitraje) para cobrar la falta, pues no la había visto. Fue un duro golpe para la Verde que hasta antes de la conquista de la albirroja mostraba orden y decisión para contrarrestar todo intento ofensivo del rival.

La sorpresa se dio a los 40 minutos, cuando Erwin Saavedra empezó a gravitar más en zona enemiga. El volante de Bolívar, proyectado por izquierda, cedió un pase razante para Martins, que pisaba el área enemiga, para rematar de zurda y decretar el empate.

Golazo del máximo artillero de la selección

Golazo del Flecheiro, que suma su gol número 21 con la selección y se convierte en el máximo artillero de la Verde. Ahora supera con una conquista al legendario Joaquín Botero.

Y no se quedó ahí el combinado nacional, que se dio cuenta que podía hacer algo más en el partido. Paraguay concedía espacios en defensa y eso originó que a los 45’, un centro de Martins hizo posible que Gilbert Álvarez cabecee en el área ante la marca de Gómez. La pelota rebotó del cuerpo del capitán de Paraguay y cayó justo a los pies de Boris Céspedes que con un potente remate marcó el 1-2 sorpresivo y que deja a Bolivia, al término del primer tiempo con un triunfo transitorio.