Escucha esta nota aquí

Lo que se temía, sucedió. Funcionarios de la Federación Boliviana de Fútbol dieron positivo a coronavirus, días después de que se confirmó el contagio del presidente César Salinas. La institución explicó que correrá con los gastos médicos de los trabajadores hasta que superen la enfermedad que ha golpeado al mundo.

Una fuente cercana a la FBF confirmó que administrativos también contrajeron la enfermedad. No especificó la cantidad, pero son trabajadores que continuaron con sus labores, junto a Salinas que sostuvo diferentes reuniones con autoridades del Gobierno nacional sobre el retorno del fútbol en el país.

Horas antes de conocer los resultados, el primer vicepresidente de la FBF, Marcos Rodríguez, le dijo a DIEZ que, en caso de darse esta situación, la institución iba a asumir los costos de sus tratamientos. “La FBF está presta a apoyar a todos sus funcionarios en la cobertura (de su tratamiento), porque sabemos que todos estamos afrontando una crisis económica”, indicó.

El mismo Rodríguez y el segundo vicepresidente de la FBF, Robert Blanco, también se infectaron del virus. El primero ya se recuperó y este lunes (mañana) donará plasma en beneficio de alguna persona que lo necesite.

El Covid-19 atacó al fútbol

En el fútbol boliviano también fueron afectados por el coronavirus los jugadores como Carlos Lampe, Edemir Rodríguez, Josué Mamani, Hernán Cardozo y Leonardo Claros, de Always Ready. Además, el asistente técnico y el preparador de arqueros del mismo equipo, Jaime Jemio y Roberto Ariñez, respectivamente. A la lista se suman Álex Pontons y Diego Medinacelly, de Real Santa Cruz; Moisés Villarroel (recuperado), de Wilstermann; Marcos Andia y Ricardo Suárez, de Guabirá; José Gabriel Ríos, Nicoll Toboada y Julio César Baldivieso (DT), de Aurora. Asimismo, contrajo la enfermedad el exmundialista William Ramallo.

El virus letal se ha cobrado la vida de los entrenadores Hernán Melgar, Jorge ‘Cajeta’ Justiniano y Luis Carmelo Román; del presidente de la Asociación Beniana de Fútbol, Ángel Suárez Villavicencio, del dirigente Belisario Román y del presidente de la Comisión de Árbitros de la ACF, Remberto Gonzales. A la nómina de fallecidos se suman el futbolista Franz Román Guzmán y el exjugador Alexander Balanta.