Escucha esta nota aquí

El domingo pasado, el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Salinas, declaró, según el diario Página Siete de La Paz, que “se arregló de común acuerdo y en buenos términos” la reducción salarial con el entrenador de la selección nacional, César Farías.

“Se arregló de común acuerdo, con buenos términos. Yo lo conozco a él desde The Strongest. Es una persona a la que hay que saberle tocar el tema en un momento preciso. No me gusta hablar de números. Se encontró total predisposición con él. La última conversación fue hace dos días (miércoles), todo tranquilo y bajo control”, dijo el titular federativo.

Gente allegada al cuerpo técnico que comanda el venezolano contó a DIEZ que ese acuerdo no se ha dado e incluso que ni siquiera se habló del tema cuando Farías habló la semana pasada con Salinas.

Además, transcendió que el estratega está molesto con la FBF porque solo ha recibido un mes de salario desde que asumió en enero, siendo que no ha dejado de trabajar pese a la cuarentena, pues día por medio tiene contacto virtual con un grupo de jugadores que son candidatos a ser convocados.

De todas formas,  es un tema a resolver por la Federación más allá de que Salinas no haya querido dar detalles de la referida reducción ni la cifra real del salario del DT, que radica en Santa Cruz y que prefirió quedarse en el país, y no retornar a su país como lo  han hecho otros, para continuar con su plan de trabajo.

En cierta oportunidad, Farías sostuvo que el tema económico no le preocupaba porque entendía la situación y que en su momento lo tenía que conversar con el presidente de la FBF.

Se maneja el dato, que el DT y todo su cuerpo técnico gana aproximadamente 900.000 dólares al año.