Escucha esta nota aquí

El eterno Zlatan Ibrahimovic marcó un doblete, un tanto con la cabeza y el otro con la rodilla, para encarrilar este domingo la victoria 3-1 del Milan en Nápoles (6º), sinónimo de liderato al final de la octava jornada.

Bajo la presión del Sassuolo, que se había puesto líder horas antes, los Rossoneri no temblaron y se encomendaron al gigante sueco de 39 años, que sin embargo salió lesionado a falta de un cuarto de hora debido a un dolor en el muslo izquierdo.

- 'Nos reconforta' -

Mejor goleador de la Serie A con 10 tantos, 'Ibra' marcó con un cabezazo monumental tras un centro de Theo Hernandez (20)y después con un remate de rodilla al aprovechar un pase de Ante Rebic (54).

Poco después el Nápoles redujo la distancia por medio de Dries Mertens (63). El equipo dirigido por Carlo Ancelotti finalizó con diez por la expulsión del francés Tiémoué Bakayoko. 

El Milan logró su tercer gol por medio de Jens Petter Hauge en el tiempo de descuento (90+5).

"Esta victoria nos reconforta. Vamos en la buena dirección", señaló Daniele Bonera, adjunto del técnico Stefano Pioli, actualmente en cuarentena debido al coronavirus.

Ahora el Milan tiene dos puntos de ventaja con el Sassuolo (2º), que ganó 2-0 al Hellas Verona, y tres con la Roma (3º), que batió 3-0 al Parma.

El Sassuolo, sorpresa de la Serie A, se había instalado provisionalmente en el primer puesto al imponerse en Verona con un magnífico gol de Jeremie Boga (42) y un disparo potente de su jugador más en forma, Domenico Berardi (75).

"Hay que ser serios, hay otros equipos que tienen muchos más argumentos en lo que concierne al título", señaló el técnico del Sassuolo Roberto De Zerbi.

La Roma, invicta en diez partidos contando todas las competiciones después de su derrota inicial en el campeonato debido a un error administrativo, despachó su duelo ante el Parma con un doblete de Henrikh Mkhitaryan (5 goles en el campeonato) y otro de Borja Mayoral (cedido por el Real Madrid).

- Goles de Alexis y Lautaro -

Antes, la nueva experiencia de Cesare Prandelli en el banquillo de la Fiorentina comenzó mal con una derrota por 1-0 en casa contra el Benevento y la lesión del francés Franck Ribéry.

El Benevento de 'Pippo' Inzaghi se mostró mucho más emprendedor tras la pausa. El recién ascendido marcó su gol por medio de Riccardo Improta (52) y tuvo varias ocasiones de hacer el segundo. 

El Inter, quinto a cinco puntos del Milan, volvió a sufrir pero fue capaz de vencer al Torino (4-2), en otro partido de esta octava jornada.

Sin ideas durante una hora, en la que fueron por detrás 2-0, los interistas fueron capaces de remontar gracias a un doblete del indispensable Romelu Lukaku (7 tantos desde el comienzo de la temporada), y un tanto del argentino Lautaro Martínez (90), que salió del banquillo para sellar la victoria.

El primer gol interista lo marcó el chileno Alexis Sánchez (64).