Escucha esta nota aquí

El Bayern Múnich (1º) goleó 6-0 en el estadio del Hoffenheim (8º), en un duelo que finalizó de manera surrealista, con los jugadores de ambos equipos pasándose el balón entre ellos como protesta, después de que ultras del gigante bávaro mostraran una pancarta insultante contra el propietario del equipo local.

 Lo nunca visto: los ultras del Bayern Múnich sacaron una pancarta insultando al dueño del Hoffenheim, el millonario Dietmar Hopp, habitual diana en el fútbol germano por su forma de gestionar el club. El árbitro paró el partido y la plantilla del campeón alemán se enfrentó a su propia afición, pidiendo que no mostraran el mensaje.

 A continuación, tras reanudarse el duelo, con 6-0 en el marcador, los jugadores de ambos equipos se dedicaron a pasarse el balón entre ellos durante los últimos 13 minutos. Mientras que en el palco Hopp y Karl-Heinz Rummenigge, leyenda y director general del Bayern, aplaudían de pie.

 Antes, sin su goleador Robert Lewandowski, lesionado el martes en el triunfo 3-0 en la ida de octavos de Champions ante el Chelsea, el Bayern dio otra exhibición, con un doblete del brasileño Philippe Coutinho (33 y 47).

 También marcaron Serge Gnabry (2), Joshua Kimmich (7), Joshua Zirkzee (15), el holandés de solo 18 años, y Leon Goretzka (62).

 Ahora el Bayern tiene cuatro puntos de ventaja sobre su primer perseguidor, el Leipzig (2º), que el domingo recibe al Bayer Leverkusen (5º), en el duelo estelar de la 24ª fecha.

 Bien situados en el Top-4, sinónimo de Champions; Borussia Dortmund, ahora tercero con los mismos puntos que el Leipzig, y Borussia Moenchengladbach, cuarto con dos menos, saldaron la jornada con victorias.

El Dortmund venció 1-0 en su estadio al Friburgo (9º), con un gol del delantero inglés Jadon Sancho (15), y el Moenchengladbach ganó 2-3 en la cancha del Augsburgo (12º) con un doblete del internacional alemán Lars Stindl (53 y 79).