Escucha esta nota aquí

La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) está a la espera de los informes de los veedores, hoy denominados delegados, de los partidos Real Potosí-Always Ready y Blooming-Wilstermann, para que pasen al Tribunal de Disciplina Deportiva (TDD), ente que evaluará los hechos de violencia que se registraron el domingo en los referidos encuentros de la fecha 26 del campeonato de la División Profesional.​

Teddy Paniagua fue el representante de la FBF en el partido que se jugó en el estadio Víctor Agustín Ugarte y donde el defensor Marc Enoumbá provocó una gresca entre jugadores al empujar a un pasapelotas.

Harold Howard veló por el normal desarrollo del espectáculo en el estadio Tahuichi, que tras el final se registró un altercado entre jugadores, aunque lo grave fue que un hincha ingresó a la cancha e intentó agredir al árbitro.

A esto se suma la provocación del entrenador de Wilstermann, Sergio Migliaccio, a la hinchada de Blooming, cuando ingresaba al tunel que conduce a los camarines, hecho que fue registrado por la televisión y reporteros gráficos que hicieron cobertura del encuentro. 

Hay antecedentes de hechos similares en los campeonatos del fútbol profesional y en los que el TDD aplicó solo multas económicas. 

En octubre de 2019 sancionó a Oriente Petrolero, Guabirá y Blooming. Las multas fueron entre 500 y 1000 dólares por incidentes violentos en escenarios deportivos donde estos clubes oficiaron de local.

Comentarios