Escucha esta nota aquí

La selección inglesa de Gareth Southgate debutó en la Liga de las Naciones con una victoria muy laboriosa, este sábado en Reikiavik (1-0), frente a un equipo que le había eliminado en la Eurocopa-2016.

La victoria llegó con un penal transformado en el tiempo de descuento por Raheem Sterling (90+1), y la selección inglesa habría podido ser empatada a continuación, ya que Birkir Bjarnasson falló otro penal también en los minutos adicionales (90+3).

Inglaterra tuvo sus mejores ocasiones en el primer período, pero se chocó con una doble telaraña defensiva que casi no dejó espacios.

La selección de Southgate tuvo el hándicap de jugar los últimos veinte minutos con un hombre menos, tras la expulsión de su lateral derecho Kyle Walker.

El otro partido del Grupo 2 de la División A opondrá a Dinamarca y a Bélgica (14:45 hb).

Inglaterra disputará su segundo partido el martes en Dinamarca.