Escucha esta nota aquí

Italia sufrió un tropiezo en el camino hacia el Mundial 2022 al empatar en casa (1-1) ante Bulgaria, este jueves en Florencia, pero pudo al menos igualar el récord de partidos seguidos (35) sin perder.

Federico Chiesa abrió el marcador en el minuto 16 pero Atanas Iliev igualó para los búlgaros en el 39.

La Azzurra se mantiene líder en el grupo C de la fase de clasificación europea a la próxima Copa del Mundo, ahora con 10 puntos, pero frena su pleno de victorias tras ganar en las tres primeras jornadas.

Tiene ahora cuatro puntos más que el segundo, Suiza, que descansaba en esta jornada del grupo y que tiene dos partidos disputados menos que los italianos.

Los búlgaros suman 2 puntos en cuatro partidos y son cuartos en la llave, en una complicada situación.

"Nos ha faltado precisión para marcar. Hemos atacado bien en su área, con Chiesa, Insigne, Berardi... Pero fuimos un poco imprecisos", señaló el seleccionador italiano, Roberto Mancini.

Pese a no ganar, el empate mantiene la racha como invicta de Italia, que no pierde un partido desde el 10 de septiembre de 2018, cuando fue superada por Portugal (1-0).

Desde entonces ha encadenado ya 35 partidos seguidos sin perder, lo que le permite alcanzar el récord entre las grandes selecciones de España (entre 2006 y 2009).

Brasil también encadenó 35 partidos consecutivos sin perder entre 1993 y 1996, pero con un matiz importante, la derrota entre medias contra Uruguay en la tanda de penales de la final de la Copa América de 1995.

Comentarios