Escucha esta nota aquí

José Alfredo Castillo es de las personas que suele verle el lado positivo de las cosas. En estos días de cuarentena obligada por el coronavirus, disfruta a tiempo completo con su familia, algo que no puede hacer en etapa de campeonato.

“Estoy aprovechando para estar con la familia. Normalmente por estas fechas me la paso jugando y viajando. Lo positivo de la situación actual es que genera tiempo para estar con la familia y la verdad que nos viene bien, porque no hay concentraciones ni viajes. Yo la estoy pasando muy bien”, dijo José Alfredo.

El futbolista, de 37 años, la pasa con su esposa Alxandra Aponte y sus hijos José María (13), Dana (12) y José Alfredo (10). “Ellos son bien caseros no son de salir a la calle, así que la estamos pasando bien. Jugamos en el patio de la casa, que lo utilizamos de cachita. Hay que concientizar a todos que lo mejor es estar en casa”, manifestó Castillo, quien agregó que su hijo mayor, José Andrés (17), está en compañía de sus abuelos.

El goleador, que militó en clubes de México, Argentina, Chile, Brasil y China no descuida el trabajo físico, pues sabe que tiene que estar en las mejores condiciones posibles para cuando se inicie el torneo profesional.

“Mi día comienza con el desayuno, luego corro entre 30 a 40 minutos para después hacer el trabajo que nos envía el preparador físico del equipo. Después hay tiempo para el almuerzo, revisar las redes sociales, mirar los noticieros, jugar Play Station con los chicos o mirar series y películas, además de jugar con la pelota”, contó el futbolista de Oriente Petrolero.

Comentarios