Escucha esta nota aquí

No se lanza de lleno aún en busca de obtener nuevamente los derechos de televisación del fútbol nacional de los próximos cuatros años (2021 a 2024), pues recién este jueves la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) lanzará la licitación y el pliego de especificaciones. José Quiroga, propietario de Sport TV Rights, dijo que no puede dar a conocer aún el monto que ofrecerá por la adquisición y comercialización de los “derechos audiovisuales de emisión, transmisión y reproducción televisiva”, pues hasta la fecha no tiene nada claro sobre lo que ofrecen al comprador. “Para pagar 45 millones de dólares (base mínima fijada por la FBF) por los derechos, tenemos que saber qué ofertan los clubes”, señaló.

El dueño de los derechos de televisión del torneo profesional desde 2013 dijo que "no se sabe si en la oferta participarán los 14 clubes, si entra al paquete el Nacional B y si se contempla el pago del VAR (Árbitro asistente de video). Quiroga está a la expectativa por el pliego de la nueva licitación que lanzará la FBF para conocer aspectos técnicos que cuentan antes de firmar un contrato, como la cantidad de partidos a transmitirse.

Hasta este miércoles, Quiroga tampoco confirmó si participará de la licitación en la que debe presentar su propuesta.

Los sobres de las propuestas se abrirán el 10 de agosto en un acto público​. Sports TV Rights tiene la ventaja, en relación a las otras empresas, por su derecho preferente, por el cual pagó a los clubes $us 1.000.000 extras al contrato anterior. Si oferta un dólar más que el resto, serán suyos los derechos de televisión. 

En la lucha de poderes, también está la propuesta del presidente de Bolívar, Marcelo Claure, que contempla el pago de 100 millones de dólares por los próximos 10 años (10 millones por año), y que tiene el respaldo de seis de los 14 clubes de la División Profesional: Bolívar, Blooming, Oriente Petrolero, Guabirá, Royal Pari y Wilstermann. A esa división es a la que se refiere Quiroga, que puede ser perjudicial para la empresa que se adueñe de las transmisiones.

El contrato de televisión por los últimos cuatro años contempla el pago de Sports TV Rights de $us 14 millones a los clubes, que ya han recibido gran parte de ese dinero. Esta vinculación concluirá el 31 de diciembre, pero la empresa continuará teniendo el derecho preferente.