Escucha esta nota aquí

La dirigencia de Blooming está firme en su decisión de que el plantel continúe entrenando en Cochabamba hasta el 22 de mayo próximo, fecha en la que concluirá el campeonato Apertura.

Juan Jordán, presidente de la entidad celeste, reconoce que el equipo es el que menos posibilidades tiene de ser campeón de los cuatro que aún mantienen chances (Bolívar, Nacional Potosí, The Strongest y Blooming), pero sostiene que la lucha será hasta el final.

“Vamos a pelear hasta lo último del torneo. Nos quedan cuatro fechas, incluido el clásico cruceño del próximo domingo, que las jugaremos al todo o nada”, dijo el directivo, quien confirmó que esto implica que el plan de adaptación a la altura que se inició el 22 de abril continuará hasta el partido que los celestes jugarán ante Wilstermann, en la fecha 26.

“El plan sigue. Ya lo hablamos con los jugadores y lo volveremos a hacer el jueves cuando visite la concentración”, manifestó Jordán, quien considera que la inversión que se hizo para ir a Cochabamba (50.000 dólares) vale la pena porque los frutos se están empezando a ver. “Nuestro activo y nuestro capital son los jugadores jóvenes que hay en el plantel”, aseguró.

Pagarán hoy a la FBF

Jordán informó de que pese a que el club pidió prórroga para el pago de los 30.000 dólares, el Tribunal de Disciplina Deportiva de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) no lo aceptó, por lo tanto hoy cancelarán dicho monto, que es la multa estipulada por un fallo en contra que tiene que ver con la demanda que interpuso el club Wilstermann por insultos racistas contra el jugador brasileño Sergio Henrique Francisco (Serginho) en el partido de la fecha 13 del Apertura (se jugó el 17 de marzo en el Tahuichi).

Por otro lado, el titular de la academia cruceña también hizo referencia a la demanda que el club Royal Pari le inició al defensor celeste Leonardo Urapuca por la lesión (fractura de tibia y peroné de la pierna derecha) que le provocó al volante Matheo Zoch en el partido del 1 de mayo por la fecha 21 y por lo que pide un año de castigo, más resarcimiento de daños por 40.000 dólares.

“Nos vamos a defender como corresponde”, puntualizó Jordán.