Escucha esta nota aquí

La justicia deportiva italiana confirmó este martes las derrotas de Roma y Nápoles ante Hellas Verona y Juventus, por diferentes infracciones al reglamento.

En el caso de la Roma, el comité de apelación de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) consideró "infundado" el recurso del club, que además admitió haber cometido un error, aunque de buena fe.

A finales de septiembre, la justicia deportiva había dado por perdido (con resultado de 3-0) a la Roma el partido que jugó contra el Hellas Verona, en el que jugó un futbolista que no estaba inscrito.

Todos los jugadores de más de 22 años deben estar inscritos en una lista de 25 futbolistas transmitida a comienzos de la temporada a las instancias dirigentes para poder jugar en la Serie A.

Pero la Roma hizo jugar al centrocampista guineano Amadou Diawara, que había cumplido 23 años el 17 de julio.

El Nápoles, en cambio, recibió como sanción una derrota por 3-0 y la retirada de un punto en la clasificación, por no haberse desplazado a Turín para jugar contra la Juventus el pasado 4 de octubre después de la detección de dos positivos al Covid-19 en el plantel napolitano.

El juez deportivo consideró inexistente la "causa de fuerza mayor" que hubiese impedido a los napolitanos desplazarse a la capital piamontesa y consideró que la decisión del club fue "una elección voluntaria".