Escucha esta nota aquí

La prensa chilena y el mismo entrenador de la Roja, el colombiano Reinaldo Rueda, resaltaron su malestar por el penal que el árbitro paraguayo Eber Aquino no cobró y que pudo cambiar la historia del partido ante Uruguay, que en descuentos logró la victoria por 2-1.

La polémica se registró a los 88 minutos cuando un remate desde la izquierda dio en la mano del defensor Sebastián Coates. Una clara falta en el área charrúa, que en principio originó que el árbitro acuda al VAR (video arbitraje) y que tras ver repetidamente las imágenes de la jugada determine no sancionarla.

Resulta que cuando quedaban 3 minutos para que terminara el tiempo reglamentario, el duelo estaba empatado 1-1, y el balón da claramente en la mano de Sebastián Coates. El paraguayo Eber Aquino, juez del partido no cobra nada y ni siquiera fue al VAR, sólo escuchó lo que le decían por el audífono”, dice el diario Mercurio.

Rueda, en la conferencia de prensa, fue más vehemente. Cuando se le consultó si creía que tiene sentido el uso del VAR. Su respuesta da la impresión que no quiere problemas. "Sin palabras", dijo.

Chile perdió de visitante en su debut en las eliminatorias del Mundial Catar 2022. El martes (20:30) será local ante  Colombia por la segunda fecha.