Escucha esta nota aquí

Con tres porteros que vienen en buen nivel, el arco de la selección boliviana está en buenas manos. Carlos Lampe, Rubén Cordano y Jimmy Roca le hacen difícil la elección al DT de la Verde, César Farías, que deberá inclinarse por un aspecto que hace la diferencia en las eliminatorias: la experiencia. El roce cuenta más si se toma en cuenta que el debut en las eliminatorias para el Mundial de Catar 2022 será el 9 de octubre ante el poderoso Brasil, de visitante en el estadio Arena Corinthians, de San Pablo. Luego vendrá Argentina, de local, el 13 del mismo mes.

En la experiencia los que tienen las de ganar son Lampe, de 33 años, y Rubén Cordano, con 21 años. Sale en desventaja en este aspecto Roca, de 21 años, que hace poco debutó en primera. Los dos últimos tienen para darle bastantes años a la Verde.

Lampe tiene una dilatada carrera. Luego de su debut en San José en 2005, pasó por varios equipos nacionales, entre ellos Bolívar y Sport Boys, para luego emigrar al fútbol chileno, Huachipato, y después a Boca Jrs., donde tuvo un corto paso y no jugó ningún partido. De ahí volvió al santo, para después pasar a Always Ready, su actual club.

En la selección suma 29 partidos y tres eliminatorias sobre sus espaldas, siendo su debut oficial en la clasificatoria de 2016. Fue el punto de partida para varias actuaciones destacadas, pese a las derrotas que sufrió la Verde.

Cordano, que está sin club en este momento, también tiene bastante recorrido pese a sus 21 años, pues debutó en el fútbol profesional en 2017 en Blooming, donde estuvo hasta antes de la cuarentena. Es uno de los arqueros que ha venido quemando etapas en las selecciones menores, casi siempre siendo el número uno.

Así, Cordano suma ya 15 partidos en selecciones menores de Bolivia, siendo el arquero titular de la sub-23 que casi logra avanzar a segunda fase en el Preolímpico de Colombia, realizado a comienzos de año. También ya debutó en el equipo mayor en un amistoso contra Corea del Sur.

Un gran proyecto

 Con 21 años, Roca tuvo actuaciones excelentes entre finales de 2019 y comienzos de 2020, sumando 15 partidos en Nacional Potosí, de los cuales dos fueron por la Sudamericana y 13 por el torneo local. El portero demostró sus cualidades cuando tuvo la chance y no soltó la titularidad.

Por ese motivo fue llamado por Farías, siendo su primera convocatoria en mayores. Antes estuvo en selecciones menores del país sumando 14 partidos, entre amistosos y oficiales. Farías lo considera un arquero con bastante futuro.

 Cuando tener continuidad o al menos alternar en Nacional se le complicaba luego de que el club contratara a Elder Araúz, que venía de Destroyers, y a Luis Cárdenas, que provenía de Guabirá, Roca sorprendió al ganarse el puesto y demostrar que tiene condiciones para destacar.

Al detalle

Lampe. Mide 1,92 metros, estatura que lo beneficia cuando sale a cortar centros. Hasta la fecha no ha perdido ningún partido de los que le tocó jugar por eliminatorias de local.

Cordano. Salir jugando con los pies o con las manos para contragolpear es su fuerte. Mide 1,81 metros.

Roca. Mide 1,86 metros de estatura. Su fuerte son los reflejos y la seguridad para no dar rebote.