Escucha esta nota aquí

Por Roberto Aguirre Durán

La Liga de España vuelve este jueves con 11 fechas por disputar y la pelea por el título centrada en los dos grandes, Barcelona con 58 puntos y Real Madrid con 56 mientras que, diez unidades abajo, los escoltas parecen tener limitadas sus opciones a entrar en la zona de torneos europeos.

Interesante es también la campaña del Sevilla, pentacampeón en la Liga de Europa que es el torneo hermano menor de la Champions, y que marcha tercero, seguido por Real Sociedad y Getafe, desplazando de momento al sexto puesto al Atlético de Madrid que viene cediendo el protagonismo que tuvo en las recientes temporadas.

La disputa cabeza a cabeza mete presión a los líderes para realizar un cierre perfecto de campaña, pues un traspié puede causar que les escape el título. Si al finalizar la temporada hay empate en unidades acumuladas, los albos tendrían ventaja porque se aplica la diferencia de goles de los mutuos enfrentamientos (0-0 en el Camp Nou y 2-0 en el Bernabeu).

El calendario aparenta ser benévolo con ambos punteros para la reanudación, pues enfrentarán a rivales comprometidos con el descenso. Los de Piqué se deben desplazar el sábado hasta Mallorca (16:00 hb), mientras los capitaneados por Ramos reciben el domingo (13:30 hb) al Eibar en el estadio del área de Valdebebas porque el Bernabeu se encuentra en etapa de ampliación.

Barcelona cuenta con el retorno de Luis Suárez a quien el receso de tres meses lo benefició para superar una cirugía de rodilla. El uruguayo está disponible para reeditar el tridente ofensivo que conforma con Griezmann y Messi, el astro que encabeza la tabla de goleadores con 19, cinco más que Benzemá… otro duelo a tener en cuenta entre los cuadros ‘culé’ y ‘merengue’.

De su lado, Real Madrid puede contar con reapariciones, las del belga Hazard y de Asensio, que también se recuperaron de lesiones. Y se le atribuye tener una banca más generosa para sacar provecho de la ampliación a 5 sustituciones, nueva reglamentación que –en cambio- el DT barcelonista no ve con buenos ojos porque admite que su sistema se basa en desgastar al rival para darle la estocada final en el epílogo del partido.

Otro dato es que Barcelona y Real Madrid van a tener los mismos rivales en 6 de las 11 fechas por jugar, por tanto, en la mitad del camino que les resta se les asigna iguales opciones de sumar puntos. Del saldo de contendores que no se repite, pueden resultar exigentes para los blaugranas los duelos contra Sevilla (actualmente 3º) y Atlético Madrid (6º), mientras Real se las verá con Real Sociedad (4º), Getafe (5º) y Valencia (7º). 

Si bien los puestos en la tabla son apenas referenciales, sirven para el cálculo y la polémica, sabrosos ingredientes para deleite del aficionado futbolero. Como puede serlo el dato del rival en la última fecha: mientras Barcelona se las verá con Alavés (ahora en mitad de tabla), Real Madrid debe cerrar contra el Leganés que para entonces puede estar ya condenado al descenso… o urgido de ganar para salvar la categoría.

Porque en el fondo de la tabla hay otra lucha cerrada. En zona roja están Espanyol (20 puntos), Leganés (23) y Mallorca (25), pero muy cerquita el peligro todavía ronda para Vigo (26), Eibar (27) y Valladolid (29). La Liga española vuelve con una recta final apasionante, capaz de recuperar el interés que le estaban quitando los juegos en consola.

Y justamente mucho de Play Station y de FIFA 20 van a tener las transmisiones desde España. Se apuesta a aderezarlas con sonido ambiente grabado que coincidirá con jugadas de gol o faltas graves sobre el gramado, más la generación por computadora de imágenes de aficionados para que las gradas no luzcan vacías. Todo vale, para mejorar la experiencia audiovisual. Fútbol real, matizado con elementos virtuales. ¡Habrá que ver!