Escucha esta nota aquí

GERY ZURITA MUSTAFÁ

La pelota parada es el principal problema que el técnico de la selección, César Farías, busca solucionar rápidamente porque necesita mostrar otra cara mañana, cuando la Verde reciba en el estadio Tahuichi a Haití, desde las 20:00. El venezolano busca concentración total para no sufrir en la última línea.

“Estos días hemos estado trabajando en la atención en las jugadas rápidas, que son pequeños detalles que a veces te cuestan un partido, como el otro día (ante Venezuela) que tuvimos un poco de problemas”, afirmó el volante Paúl Arano.

En la goleada (4-1) sufrida ante Venezuela, el jueves pasado en Caracas, la selección mostró falta de concentración en las jugadas de balón parado que tuvo la Vinotinto, que anotó dos goles (el primero y el tercero) aprovechando las ventajas defensivas que le dio la Verde.

Ese es el mensaje para la defensa, incluyendo los arqueros. En el primer gol de Venezuela un tiro libre casi al segundo palo dejó en evidencia los errores del portero Jorge Araúz, que salió en falso, y de José Sagredo, que dejó que Herrera, cabecee y envíe el balón al fondo del arco.

Después, en el tercer gol de la Vinotinto, también en un tiro libre, el balón lo ganó dos veces el rival por arriba y al final Salomón Rondón ejecutó una media chilena dentro del área ante la floja marca de Adrián Jusino, que ni siquiera lo incomodó.

Esas jugadas quedaron marcadas para el cuerpo técnico de Farías que no quiere más errores de ese tipo, por eso buscará ajustar la última línea hasta hoy, pues mañana tendrá una prueba muy difícil porque Haití tiene un plantel plagado de legionarios.

“Estamos ajustando los detalles (fallas) que tuvimos ante Venezuela, que fueron errores puntuales que nos llevaron a la derrota. Ante Haití queremos darles una alegría a todos los bolivianos”, apuntó Carlos Enrique Áñez, que pelea por un puesto en el lateral derecho con Óscar Ribera, que fue titular ante la Vinotinto.

Farías ha pedido concentración a sus jugadores en la reanudación del juego (saques laterales y tiros libres, por ejemplo), ya que es en esos momentos en que muchos pierden el sentido de atención y se ven sorprendidos por la rapidez que tienen futbolistas que están acostumbrado a jugar con mucha intensidad.

Pero el pedido de tener más concentración no vendría solo, sino más bien con variantes en el onceno titular, eso es casi un hecho, más allá de que el seleccionador puede contar con todos los convocados, excepto Carlos Melgar que sufrió un esguince de tobillo.

La última línea estuvo floja, por eso es un hecho que Farías moverá algunas fichas. En el arco se anotan para estar desde el inicio Daniel Vaca o Romel Quiñónez, luego de que Jorge Araúz atajara el jueves.

Los centrales tampoco estuvieron firmes, aunque Jusino tiene crédito, pues de todos los zagueros convocados es el que tiene más partidos internacionales con la Verde en este año, por lo que el técnico solo le cambiaría a su acompañante. El jueves estuvo con Guimer Justiniano y para este martes los candidatos son Gustavo Olguín y Jefferson Ibáñez.

Por los laterales, la idea es dar más rodaje a Óscar ‘Yuyi’ Ribera, por derecha, y a José Sagredo, por izquierda, ya que además no hay muchas variantes tampoco. Carlos Enrique Áñez es la alternativa de Ribera y Julio Pérez la de Sagredo.

Este lunes el seleccionado boliviano cerrará sus entrenamientos en el estadio Tahuichi, sede del encuentro frente a su par de Haití, que ya se encuentra en Santa Cruz desde el sábado por la tarde.

Ayer, la Verde trabajó solo en el turno de la mañana, ya que el cuerpo técnico de Farías decidió dar descanso a los jugadores, que están concentrados desde hace una semana.

Como se sabe el único que no ha formado parte del trabajo normal es Tonino Melgar, el jugador de Wilstermann que sufrió un esguince en el tobillo izquierdo en el duelo contra Venezuela, aunque se espera que retorne a su club en mejores condiciones.

LA ENTRADA PARA VER A LA VERDE SERÁ GRATUITA PARA MUJERES Y NIÑOS

Las mujeres y los niños (menores de 12 años) mañana podrán ingresar de manera gratuita al estadio Tahuichi para ver a la Verde ante Haití. La Verde llega de caer ante Venezuela (4-1), y la idea de dar acceso libre es generar entusiasmo en el público para que asista al recinto cruceño, donde la Verde jugará su tercer partido en la era de Farías.

Se espera que mañana se asista en familia y para ello han puesto las entradas para todo bolsillo, desde Bs 20 hasta 50. La población cruceña tendrá la opción de ver el primer partido de la Verde en territorio nacional dentro del segundo ciclo del entrenador César Farías, de cara a las Eliminatorias sudamericanas de Catar 2022.