Escucha esta nota aquí

La pugna entre Marco Rodríguez y Robert Blanco por el sillón presidencial de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) comenzó a afectar el trabajo de la selección nacional, que no pudo viajar a La Paz, entre sábado y domingo, para continuar con la concentración para visitar a Brasil, el 9 de octubre, y recibir a Argentina, el 13 del mismo mes, en el inicio de las eliminatorias sudamericanas.

¿Cuál es el motivo? La verde se quedó sin recursos económicos para costear el viaje y la estadía en la sede del Gobierno, debido a que ni Rodríguez ni Blanco pueden retirar dinero de las cuentas de la federación. El primero fue posesionado, el 23 de julio, como presidente en ejercicio de la FBF luego de que falleciera César Salinas, el 19 de ese mes. Después un amparo constitucional le habilitó la firma para retirar dinero y utilizarlo en el pago de la concentración que cumple la selección, en Santa Cruz, desde el 17 de agosto.

Blanco, que pugna por el cargo, logró que un amparo constitucional lo respalde como presidente, y su firma fue reconocida para retirar dinero de las cuentas de la federación. Pero ello no bastó, pues también necesitaba de un poder del comité ejecutivo de la FBF, que hasta la fecha no se lo otorgó pues reconoce las dos sentencias constitucionales. 

Por su parte, Rodríguez confirmó este lunes que no hay dinero para el trabajo del equipo nacional. "No hay recursos", se limitó a decir escuetamente. Con este problema, la selección comenzó a ser afectada, pues el técnico César Farías, apoyándose en estudios científicos, apuesta a tener trabajando a la selección en La Paz durante 30 días (quedan 31 días para el debut), que es el tiempo mínimo que necesita para tener jugadores adaptados. También su objetivo es sacarle provecho a la concentración en la altura, para contar con jugadores en mejores condiciones físicas cuando visite a Brasil.

La premisa de Farías es preparar dos selecciones para las primeras fechas de las eliminatorias. La base del equipo que visitará a Brasil saldrá de los 31 seleccionados que están en Santa Cruz. La selección que recibirá a Argentina se armará con los 25 convocados, en su mayor parte de Bolívar y Wilstermann, que se sumarán al trabajo en La Paz 10 días antes del debut. No se descarta que algunos de los jugadores convocados disputen ambos encuentros.