Escucha esta nota aquí

Bolivia y Argentina se enfrentaron este martes en La Paz y las miradas del mundo estuvieron, una vez más y casi como siempre, en Lionel Messi. La estrella de la selección albiceleste jugó por tercera vez en Bolivia por eliminatorias y en esta oportunidad, por primera vez, saboreó una victoria en el estadio Hernando Siles, de La Paz.

La primera vez que la ‘Pulga’ jugó en la sede de Gobierno fue el 1 de abril de 2009, durante la fase clasificatoria al Mundial Sudáfrica 2010. Leo no pudo tener peor debut en nuestro país, pues Bolivia se impuso por 6-1. Joaquín Botero opacó a la figura del Barcelona al marcar tres goles y realizar tres asistencias.

Cuatro años después, el 26 de marzo de 2013, durante las eliminatorias al Mundial Brasil 2014, Messi volvió a La Paz con su selección y con sed de revancha, pero tampoco pudo hacer mucho, su aporte fue pobre, aunque esta vez el resultado final fue un empate (1-1).

La tercera de Messi en La Paz pudo haber sido el 28 de marzo de 2017, cuando se disputaba la clasificatoria al Mundial Rusia 2018, pero no pudo ser parte del encuentro debido a que la FIFA lo suspendió por haber insultado a un asistente de línea la fecha anterior ante Chile. En aquella oportunidad, la Verde se quedó con la victoria por 2-0.

Lo que hizo este martes

El único futbolista en la historia que ha obtenido seis veces el Balón de Oro (dos Balones de Oro y cuatro de FIFA) pasó desapercibido casi todo el primer tiempo, pues daba la impresión que en vez de mostrarse a sus compañeros trataba de esconderse como si no quisiera comprometerse con el juego de su equipo.

A los 39 minutos hizo lo que no pudo en toda la etapa inicial. Primero sacó un zurdazo que un defensor envió al tiro de esquina y él mismo, después de ejecutar el córner, recibió un rebote que transformó en un pase suave para Leandro Paredes, que hizo estrellar la pelota en el palo izquierdo de Carlos Lampe.

En el segundo tiempo Messi funcionó un poco más. A los 48’, quiso gambetear por el sector izquierdo, pero Carrasco llegó oportunamente a la marca y le robó el balón. Cinco minutos después, por el otro carril, encaró a Valverde, sacó un remate de zurda que pegó en el defensor boliviano, esta jugada generó preocupación ya que en el Barcelona ese tipo de acciones suelen terminar en gol.

Cuando se cumplía el minuto 61, asumió la responsabilidad en un tiro libre. Casi pisando el área grande, quiso sorprender con un remate a ras del piso que pegó en la barrera, fue un regalo para la defensa.

A los 74’, la ‘Pulga’ se animó a correr un poco y a hacer la individual, dejó en el camino a un hombre, pero cuando vio de frente a Valverde prefirió el pase para Lautaro Martínez, quien sacó un remate con destino de red, que Lampe envió al córner con una atajada espectacular.

En el gol de Joaquín Correa (79’), fue Messi quien inició la jugada con un pase para Lautaro, que luego buscó al autor del tanto para el 1-2. Al final del encuentro discutió con algunos jugadores de Bolivia, pero la cosa no pasó a mayores.

Así fue el probable último partido de Messi en la ciudad de La Paz, ya que tiene 33 años y para las próximas eliminatorias llegará con 37 o 38 años -dependiendo el fixture- lo cual pone en duda su presencia en una nueva fase clasificatoria a un mundial, aunque en esto del fútbol nunca se sabe.