Escucha esta nota aquí

Tuvieron que pasar cuatro años para que la selección nacional consiga un empate de visitante en una preclasificación a un Mundial. La última vez que la Verde sacó un punto fuera de casa fue para las eliminatorias del Mundial de Rusia 2018.

El 6 de septiembre de ese año enfrentó a Chile en Santiago empatando sin goles. Ese encuentro transcendió, más allá del resultado final, porque la federación chilena impugnó el partido por la alineación indebida del defensor paraguayo naturalizado boliviano Nelson Cabrera.

Fue polémico el caso que perjudicó a Bolivia que no solo terminó perdiendo el punto conseguido ante los chilenos sino también los tres puntos ganados ante Perú, en La Paz.

La FIFA le dio la razón a la demanda de Chile porque Cabrera jugó de manera irregular  porque un futbolista extranjero puede defender la divisa de otro país, luego de vivir en éste cinco años de forma ininterrumpida, un requisito reglamentario que no cumplía el defensor.