Escucha esta nota aquí

La selección boliviana dio vuelta a la página tras la derrota ante Perú y ahora está enfocada en recibir a Uruguay, a quien tratará hacerle sentir su condición de visitante al máximo.

Bolivia es distinta en casa, por lo menos en actitud, porque arriesga más, Paraguay puede dar fe de ello.

El partido ante los guaraníes es la referencia cercana y válida para tomar como ejemplo en relación a lo que la Verde intentará hacer frente a los charrúas.

La dura caída en Lima no dejó secuelas y los jugadores se muestran optimistas de cara al decisivo encuentro de este martes, en el que ambas selecciones buscarán tres puntos fundamentales para seguir aspirando al Mundial de Catar.

Felicidad se escribe con fe

Marcelo Martins, capitán y referente del equipo nacional, se encargó de tender línea discursiva para todo el plantel al manifestar que él y sus compañeros tienen la absoluta fe de que aún existen posibilidades para clasificar a la Copa del Mundo, y que las aprovecharán al máximo.

Tenemos toda la confianza en nuestra selección, en mis compañeros que podremos hacer un gran partido ante Uruguay”, expresó un esperanzado y optimista líder del grupo, quien prefirió no volver a tocar el resultado ante Perú tras la goleada en contra 3-0.

Ese optimismo choca por ahora con los números que no acompañan a los dirigidos por el venezolano César Farías.

Luego de cumplida la fecha 13 Bolivia suma 12 puntos, está a cuatro unidades del quinto, Colombia, que suma 16. Uruguay, el rival de turno, tiene el mismo puntaje que los Cafeteros, pero es sexto por diferencia de goles.

Ambos están en zona de repechaje con 15 puntos en disputa. Y es ahí donde apuntan los integrantes de la Verde en estos momentos.

Hacemos 21 puntos si ganamos los tres partidos que tenemos de local y luego a mejorar de visitantes, lo cual es algo que nosotros tenemos que exigirnos al máximo para lograr la gran meta que tenemos para el final de la Eliminatoria”, sostuvo Martins a tiempo de hacer cálculos.

De su lado, el mediocampista Fernando Saucedo expresó que lo primero que tienen que hacer es ganar el partido de este martes para poder seguir sacando cuentas.

Mientras tanto, el plantel se ha enfocado en el encuentro ante Uruguay, conscientes de que no existe margen de error.
El director técnico César Farías trabaja con equipo completo, pues los 31 futbolistas citados trabajan sin confrontar dificultades físicas.

Farías centró los entrenamientos en ejercicios de definición y jugadas con pelota parada.

A diferencia del choque contra Perú, el entrenador podrá contar ahora con el lateral-volante izquierdo Roberto Carlos Fernández y el delantero Carmelo Algarañaz, recuperados de sendas lesiones y con el atacante Rodrigo Ramallo, que cumplió una fecha de suspensión por acumulación de tarjetas amarillas.

El cuerpo técnico boliviano analizó el último partido de Uruguay frente a Argentina para definir la estrategia y la formación, sobre la cual el entrenador Farías no dio ninguna pista, aunque se descuenta el regreso al onceno titular de Ramallo.


Comentarios