Escucha esta nota aquí

Lanús, que logró la hazaña de eliminar a São Paulo, luego de ganar de local por 3-2 y perder de visitante por 4-3, es un club que apuesta bastante a su cantera. Para el partido del miércoles, el entrenador Luis Zubeldía formó un onceno con ocho jugadores formados en casa, con los que consiguió, gracias al gol de visitante, el pase a octavos de final de la Copa Sudamericana, donde se enfrentará a Bolívar. La academia paceña arrancará de local, encuentro a disputarse el 24 de noviembre. La vuelta será el 1 de diciembre.

El diario Olé explica que los que se formaron en inferiores del granate y que integraron el onceno son el arquero Lautaro Morales, el zaguero central Nicolás Thaller, el lateral Braian Aguirre, los volantes Tomás Belmonte, Facundo Pérez y Lucas Vera, el extremo Alexandro Bernabéi y Pedro de la Vega. Y en la parte final del partido entraron el Laucha Acosta y Franco Orozco.

Los que no se formaron en el club y que jugaron la noche del miércoles fueron Di Plácido, Burdisso y el interminable Pepe Sand. Ingresaron el colombiano Pérez, Quignón y el héroe Orsini, autor del gol de la agónica clasificación.

Según el diario argentino no solo es el club el que apuesta a la formación, también es su técnico. Zubeldía ha hecho debutar a 22 jugadores de la cantera. En su primer ciclo, entre 2008 a 2010, fueron Eduardo Salvio, Agustín Manchesín, Maximiliano Lugo, Matías Zaninovic, Javier Carrasco, Rodrigo Erramuspe, Diego Bielkiewicz, Guido Pizarro, Eric Aparicio, Leandro Díaz, Hernán Lopez y Luciano Balbi. 

Y en el actual ciclo, que comenzó en 2018, debutaron Pedro de la Vega, José Luis Sinisterra, Lautaro Valenti, Alexandro Bernabéi, Matías Pérez, Facundo Pérez, Matías Esquivel, Lautaro Morales, Nahuel Aguirre y Franco Orozco.

Ese es Lanús que se dio el gusto de eliminar de la Sudamericana al São Paulo, de Dani Alves (exBarcelona y exPSG), que invirtió mucho dinero, pero que no le alcanzó para evitar quedar fuera con anticipación de los dos torneos internacionales de clubes de Sudamérica. Antes ya había recibido un golpe duro al quedarse a medio camino de la Libertadores.