Escucha esta nota aquí

Las críticas contra el París Saint-Germain y Kylian Mbappé, que rechazó la oferta del Real Madrid, "no son correctas", declaró este viernes a la AFP Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA, defendiendo la irrupción de nuevas potencias en Liga de Campeones, antes de la final Liverpool-Real Madrid del sábado.

P: Para el entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, la final de la Champions es el partido "más importante del fútbol mundial". ¿Qué piensa usted?

R: "Pienso que es el mayor evento único del deporte en el mundo (es decir sin contar Juegos Olímpicos y Mundiales de fútbol). El único problema en París es que todo el mundo quiere venir y hemos tenido que restringir las entradas. Algunas celebridades tenían la idea de recibir quince entradas, ese tipo de cosas, que hemos tenido que denegar".

P: Tras la retirada de la organización a San Petersburgo, debido a la invasión rusa de Ucrania, ¿cómo decidió reatribuir la final a París?

R: "No hay muchos lugares con las buenas infraestructuras, los hoteles, los aeropuertos... Me vino a la mente que París podría ser una buena elección, ya que la ciudad no ha recibido la final desde hace tiempo (2006) y porque es simbólico que este evento sea organizado en la capital del país que preside actualmente el Consejo de la Unión Europea ... Hemos contactado a los servicios del presidente Emmanuel Macron ya que queríamos tener el apoyo del gobierno (...), y el apoyo fue inmediato".

P: ¿No es paradójica ver en la final al Real Madrid y al Liverpool, dos clubes comprometidos en 2021 en el efímero proyecto disidente de la Superliga?

R: "Ese no proyecto está olvidado. Había incluso olvidado que Liverpool formaba parte de ella, todo ha sido demasiado rápido, en dos días estaba terminado (la mayor parte de los clubes disidentes renunciaron en 48 horas frente al alboroto general). En cuanto al Real Madrid, merece estar en la final. Me pueden creer o no, no tengo preferencia sobre quién ganará la final. Pienso que el mejor equipo debe ganar y eso mostrará que nuestra competición es limpia".

P: ¿Cómo evitar que cuatro o cinco grandes clubes monopolicen la Liga de Campeones?

R: "Eso no pasa, sin contar cuando el Real Madrid ganó tres años seguidos (2016 a 2018). Hemos tenido al Villarreal este año, siempre hemos tenido pequeños equipos, al menos hasta semifinales. Pero muchos campeonatos nacionales tienen los mismos vencedores desde hace décadas. Por tanto, es difícil señalar con el dedo a la UEFA".

P: ¿Por qué la reforma de la Liga de Campeones, con un minicampeonato para reemplazar la fase de grupos en 2024?

R: "Eso funciona muy bien, ¿pero por qué no hacerla aún más interesante? (...) En mi opinión no va a cambiar nada con este cambio de sistema. Sería más fácil no hacer nada, quedarse sentados y disfrutar del juego. Pero yo creo que es un buen formato y ustedes lo verán en el futuro".

P: ¿Comprende usted las críticas dirigidas al París SG después de la renovación del contrato de Kylian Mbappé, con el presidente de LaLiga española Javier Tebas hablando de "un insulto para el fútbol"?

R: "Estoy totalmente en desacuerdo (con él). Hay, de todas formas, demasiados insultos en el fútbol, y creo que cada liga debería ocuparse de sus propios problemas. En mi opinión no es correcto que una liga critique a otra. Por lo que yo sé, la oferta del Real Madrid a Mbappé era similar a la del PSG. Después, si es viable (económicamente), nosotros tenemos comités para valorar eso. (...) ¡Las cosas cambian! No se puede decir: 'Yo soy un club tradicional, yo tengo que ganar de por vida'. Las cosas cambian y cualquiera que obedezca las reglas es bienvenido".

P: La UEFA excluyó a Rusia y a los clubes rusos de sus competiciones. ¿Qué escenario le llevaría levantar esa suspensión?

R: "Esa exclusión fue pronunciada hasta nueva orden. (...) Sólo podemos esperar que esta locura concluya lo antes posible, y sólo en ese momento podremos comenzar a hacer algo".

P: Algunos países miembro de la UEFA, muy críticos con la cuestión de los derechos humanos, hicieron un llamamiento al boicot del Mundial-2022 en Catar (21 noviembre-18 diciembre). ¿Tiene usted previsto asistir?

R: "Iré, por supuesto, porque los equipos europeos juegan. (...) No creo que el boicot sea la buena solución. Por lo que yo sé se han cumplido muchas cosas. Es más bien un asunto para la FIFA, que yo conozco esencialmente a través de los medios. Pero en mi opinión el boicot no es nunca el enfoque adecuado".

Comentarios