Escucha esta nota aquí

El Barcelona empezó este miércoles la 'nueva normalidad' por la pandemia del coronavirus y el consecuente parón en el deporte para evitar contagios. El conjunto blaugrana citó a primera hora a sus jugadores para someterles al test de PCR del Covid-19.

Como no podía ser de otra forma, entre ellos estuvo el capitán del equipo, Leo Messi, quien sorprendió al llegar a Ciutat Esportiva Joan Gamper en su coche sin mascarilla ni guantes, es decir, sin protección para evitar contagios aunque es previsible que sí llevara tapabocas dentro de las instalaciones del Barcelona al ser de uso obligatorio.

El futbolista argentino llegó sobre las 9 de la mañana (hora española) junto a su amigo Luis Suárez, cada uno en su vehículo, y abandonó las instalaciones 40 minutos después tras realizarse el test, cuyo resultado se sabrá en las próximas horas.

De esta forma, Messi apareció tras dos meses de parón por el coronavirus y está previsto que vuelva a entrenase junto al resto de la plantilla blaugrana en los próximos días, aún a la espera de qué pasará con la reanudación de la liga española, en la que los de Quique Setién lideran la tabla con un punto más que el Real Madrid. (AS)