Escucha esta nota aquí

Lionel Messi regresó este miércoles a Barcelona procedente de Lima donde jugó y ganó con la selección Argentina el martes por la noche y cuando llegó a la Ciudad Condal fue recibido por inspectores de hacienda en el avión.

Según el diario deportivo Sport de Barelona, el jugador, visiblemente cansado del largo viaje, fue apabullado por varios aficionados y medios que se encontraban en la puerta, aún así, Messi se paró a firmar autógrafos en balones y camisetas. El futbolista iba acompañado por el empleado del FC Barcelona, Pepe Costa, que trataba de abrirle paso entre los allí presentes.

Mientras, le realizaron preguntas algunos periodistas y el crack argentino espetó: "Estoy cansado de ser siempre el problema". Tras recibir varias preguntas sobre algunas polémicas que han surgido mientras el jugador estaba con su selección.

También comentó su encuentro con hacienda al aterrizar: "Llego y me encuentro ahí unos de hacienda haciendo preguntas, una locura".
Dijo mientras subía a un vehículo que le iba a llevar hacia su casa a descansar y seguía rodeado por muchos aficionados que le decían: "Leo eres el mejor."