Escucha esta nota aquí

El ciclo de Thiago Silva en el PSG llegó a su fin. De acuerdo con la información deL diario L'Equipe, el central no renovará con los parisinos y pondrá punto y final a una trayectoria impecable desde que aterrizara en 2012. Fue uno de los primeros fichajes estrella de Nasser Al-Khelaïfi y que supuso un desembolso de 47 millones de dólares.

La intención del brasileño era la de seguir hasta 2022 en París, ya que se veía con opciones de estar al máximo nivel hasta el Mundial de Catar. Sin embargo, tras el partido de ida de los octavos de Champions contra el Dortmund (2-1), en el que Thiago Silva salió señalado en los dos goles del conjunto alemán. Por ello el director deportivo del club, Leonardo, y los directivos del PSG decidieron no ampliarle el contrato.

Esta temporada, el ex del Milan ha disputado 30 encuentros entre todas las competiciones, sumando 21 en la Ligue 1. Aunque su jerarquía en el vestuario del actual campeón de la Ligue 1 es incuestionable, a Thiago Silva le ha faltado una gran actuación en la Champions League. Una Copa de Europa que todavía puede conseguir, ya que la FIFA ha decidido ampliar los contratos de los jugadores que expiran el 30 de junio (Thiago Silva es uno de ellos) para que puedan disputar la máxima competición continental. Por ello, el sueño del capitán del PSG de alzarse con la orejona sigue intacto y más en el año en el que dejará París.

Tras la crisis del coronavirus, se estiman que las pérdidas del PSG podrían ascender hasta los 225 millones de dólares. La salida de Thiago Silva, que percibe 1.69 millones de dólares brutos mensuales, supondría aligerar la carga salarial de los parisinos. Entre los destinos del jugador, se encuentra un posible retorno al Milan o al Fluminense, equipo por el que acaba de fichar el exjugador del Lyon Fred y que es amigo de Thiago Silva. /(AS)