Escucha esta nota aquí


África vuelve a tener protagonismo en el fútbol boliviano. La convocatoria del camerunés Marc Francois Enoumba a la selección nacional y la presencia de jugadores de ese continente en equipos de diferentes categorías, lo indican. Del extenso continente vinieron de Camerún,  Nigeria, Ghana, Lesoto y Angola. Pero existe toda una historia que arrancó hace casi tres décadas.

Todo empezó con el angoleño Hugo Lopes Da Silva Soares en 1995, que llegó al país para militar en San José de Oruro en cuyas filas anotó dos goles.

Poco después arribaría el futbolista africano de mayor jerarquía y reconocimiento mundial, el arquero camerunés Thomas N’kono, para vestir la camiseta de Bolívar.

En realidad, N’kono vino como representante del joven atacante nigeriano Festus Agu, para arreglar su contrato con la academia paceña, y acabaron quedándose los dos. 

El famoso arquero, que asistió con su país a tres mundiales, permaneció dos años, de 1995 a 1997, logró dos títulos e incluso jugó la Copa Libertadores.
A Festus Agu no le fue tan bien, jugó poco y anotó solo un gol (a Guabirá).

Cinco años más tarde, The Strongest incorporó al atacante camerunés Hughes Mbiakop, conocido como Karin, que anotó tres goles en su experiencia boliviana.

También está registrado en filas aurinegras, el mismo año, Tobie Bayard Mimboe, también camerunés, según el sitio de estadísticas de fútbol Ceroacero. 

En 2003, Blooming se reforzó con Michel Tatap, otro delantero camerunés proveniente de Tacuarembó de Uruguay. El africano anotó siete goles, corrobora el sitio Sportingafrica, que se ocupa de los futbolistas africanos por el mundo

Pasó un tiempo para que volvieran los africanos. El camerunés Ben Alcheik Karin Ismael Dikoumdi, conocido como Karin Ismael, llegó al país para La Paz Fútbol Club, en 2010.

Luego, en 2017, arribó Thabiso Nelson Brown, del Reino de Lesoto, que actualmente juega como delantero en EM Huanuni. En la misma época vino el atacante nigeriano Bismark Ubah, hoy en Real Potosí, ex-Palmaflor.

Bolívar volvió a confiar en un africano en 2020, contrató al angoleño Anderson Emanuel Castelo Branco de Cruz, conocido como Anderson Cruz, con pasado en el Alavés de España, NK Rudes (Croacia) y Sochaux (Francia). Estuvo poco tiempo.

El último en incorporarse fue el arquero David Akologo, oriundo de Ghana, que actualmente ataja en Aurora, tras militar en Arauco Prado y Cochabamba FC.

Marc Enoumba, el más representativo de todos los africanos en Bolivia, tuvo un recorrido parecido al de varios de sus coterráneos. Militó en las asociaciones de Cochabamba, Oruro y La Paz, hasta que dio el gran salto y llegó a la selección boliviana. Arrancó en Municipal de Tiquipaya en 2016, y hoy es jugador del actual campeón nacional Always Ready.



Comentarios