Escucha esta nota aquí

Por Carlos Tapia

Los árbitros exigen mayor protección en la recta final del Campeonato Único de la División Profesional, tras lo sucedido en la última fecha en Santa Cruz y Potosí.

El pedido lo realizó de la Asociación Boliviana de Árbitros (ABAF) luego de lo acontecido en el estadio Tahuichi Aguilera, al final del encuentro entre Blooming y Wilstermann, cuando un hincha celeste ingresó al campo de juego y agredió al cuarto juez del partido, el orureño Edgar Cáceres.

La ABAF exige a la Federación Boliviana de Fútbol para que existan las garantías suficientes hacia las máximas autoridades de los partidos cumplan su labor con tranquilidad y seguridad.

Otro hecho que observa con preocupación la ABAF es el ocurrido en el estadio Víctor Agustín Ugarte de Potosí, donde los seguidores de Real Potosí ingresaron hasta la cancha misma cuando el partido estaba en plena disputa, aunque en este segundo caso no se produjo ninguna agresión a los jueces.

“El caso de Santa Cruz por suerte no fue peor, nuestro colegiado se encuentra bien de salud aunque un poco dolorido de la espalda pero sin problemas mayores”, expresó Víctor Hugo Chambi, presidente de ABAF sobre lo ocurrido en el Tahuichi.

En cuanto a lo ocurrido en la Villa Imperial, sostuvo que, “la gente penetró hasta el campo de juego, una situación totalmente irregular y peligrosa”.

Para Chambi, estos dos hechos demuestran la precariedad en que se están desarrollando los partidos de la División Profesional, en especial aquellos donde están en juego puntos decisivos por el título y en los que se disputa el descenso de categoría.

El representante de los árbitros nacionales exhortó a los dirigentes de la Federación Boliviana de Fútbol y los clubes que se brinden las garantías suficientes a los protagonistas de los partidos: árbitros, jugadores, y cuerpos técnicos.

En las próximas dos fechas se pueden definir la suerte del campeón y la del que disputará el descenso indirecto.

Comentarios