Escucha esta nota aquí

La liga de futbol estadounidense (MLS) vuelve a autorizar desde este miércoles los entrenamientos individuales en los estados donde los protocolos contra el coronavirus lo permitan, si bien apenas un puñado de equipos tenían previsto convocar a sus jugadores para estas prácticas.

Estas sesiones voluntarias se presentan como un pequeño primer paso en el camino hacia la reanudación de la liga, suspendida el 12 de marzo tras solo dos jornadas disputadas de la fase regular.

Mientras no sea posible retomar los entrenamientos en grupo, la MLS pretende que sus jugadores cuenten al menos con un espacio seguro para mantenerse en forma. Para ello permite desde este miércoles que los futbolistas se puedan ejercitar individualmente en canchas al aire libre de sus equipos, estableciendo una serie de protocolos para minimizar los riesgos de contagio.

Por ahora, una amplia mayoría de las 26 franquicias de la MLS, entre ellas tres canadienses, no pueden todavía reactivarse ya que se encuentran en áreas donde las autoridades restringen las actividades deportivas debido a la pandemia.

De las franquicias que sí podrían volver a los entrenamientos, apenas el Inter Miami, equipo copropiedad de David Beckham; el Atlanta United y el Sporting Kansas City habían confirmado la noche del martes que retomarían la actividad el miércoles, según información proporcionada por la MLS.