No hay tiempo para lamentos, la Verde debe volcar rápidamente la página y centrarse en el partido de este sábado frente a Colombia, la última prueba antes de la Copa América.

13 de junio de 2024, 9:55 AM
13 de junio de 2024, 9:55 AM

La selección boliviana sufrió una derrota 3-1 ante Ecuador en un partido amistoso previo a la Copa América 2024, y ahora debe enfocarse en mejorar en tres aspectos claves para superar a Colombia este sábado, en último encuentro de preparación ante de encarar el torneo continental.


1. Mayor solidez en la marca

La defensa boliviana fue débil en el partido ante Ecuador, permitiendo tres goles y no siendo capaz de contener el ataque rival en reiteradas ocasiones. El director técnico Antonio Carlos Zago debe trabajar con su equipo para mejorar la coordinación y la comunicación defensiva, y encontrar soluciones para evitar los espacios abiertos que permiten a los rivales aproximarse al área con facilidad. Obviamente, el estado físico en estos momentos juega un papel fundamental.

En el partido, la defensa boliviana se vio superada en velocidad y habilidad por los delanteros ecuatorianos, lo que les permitió generar oportunidades de gol. Además, la falta de coordinación y comunicación entre los defensores bolivianos les permitió a los ecuatorianos encontrar espacios y anotar.

2. Tenencia del balón en el medio campo

La disciplina táctica y a tenencia del balón también fueron aspectos claves en la derrota de Bolivia. La Verde arrancó bien, presionó arriba durante los primeros minutos, pero no fue capaz de mantener el ritmo a lo largo del encuentro. Si bien en el segundo tiempo Bolivia volvió a mostrar mejoría, no alcanzó, y Zago debe corregir muchas deficiencias antes de la Copa América.

La selección boliviana cometió varios errores, incluyendo faltas innecesarias y pérdidas de balón, que le permitieron a Ecuador ganar terreno y posicionarse como el claro dominador de las acciones.

3. Efectividad y agresividad en ataque

Si duda alguna la ausencia de Marcelo Martins está pasando factura; Bolivia carece de un referente en ataque. El equipo nacional generó algunas opciones interesantes, pero no encontró efectividad en los delanteros. Cuando nos referimos a agresividad estamos hablando a llegar con más fuerza al área rival. La Verde supo manejar por momentos la pelota, pero dio la impresión que no era capaz de hacer daño.

Estos son los puntos flacos que tiene la selección boliviana. El tiempo es corto y Zago deberá poner manos a la obra pensando en el partido de este sábado contra Colombia (17:00 HB), el último examen antes de la Copa América. Es crucial corregir estas deficiencias, dado que en el torneo continental cada error que se cometa costará caro, peor aún ante selecciones como Estados Unidos y Uruguay.