Escucha esta nota aquí

Los malos resultados de los equipos bolivianos en Copa Libertadores y Copa Sudamericano ponen en evidencia una vez más su falta de competitividad y jerarquía en torneos internacionales.

Wilstermann y  Guabirá están eliminados de la Sudamericana y el panorama de Bolívar quedó complicado, tomando en cuenta que está a tres puntos del líder del grupo C  cuando falta por disputar una fecha.

En la Libertadores solo queda con vida Alwas Ready, pero con la derrota por 7-2 ante Táchira en Venezuela solo tiene chance de luchar por el segundo lugar o un tercero para pasar a la Sudamericana.

Luis Cristaldo, ex mundialista con la selección nacional, hizo algunas reflexiones sobre la realidad del vapuleado fútbol boliviano. Es palabra autorizada. Con la selección jugó el Mundial de 1994, con Bolívar llegó a cuartos de final de la Libertadores en 1997 y 1998; jugó en el Sporting Gijón de España(1998-199) y después de la Copa del Mundo de 1994 militó en Mandiyú de Argentina donde lo dirigió Diego Armando Maradona.

“Estamos lejos del nivel competitivo de otros países de Sudamérica porque no mostramos nada futbolísticamente. Pero nuestros jugadores no tienen la culpa; hacen lo que pueden. El problema está en cómo llegan al fútbol profesional. Ahí está el detalle. Hay una carencia formativa integral”, dijo el ex lateral caracterizado por su entrega y fuerte personalidad.

‘Macho’ Cristaldo sostiene que el problema nace en los clubes porque son los principales responsables de formar y proyectar jugadores.

“En los clubes, la formación seria y responsable debería darse desde los 12 años y no desde los 15 como se lo intenta hacer ahora. En esa etapa se inculcan los valores y el sacrificio que debe hacer un jugador para triunfar. Lo tengo claro porque a los 10 años tuve entrenadores que influyeron en mí con sus orientaciones. Es el caso de Zorro Rivero y Roly Aguilera en la Tahuichi. Me aconsejaban que no consuma comida chatarra porque mi alimentación es vital para mantenerme sano y evitar lesiones. Eso pasó y por eso los recuerdo con mucho cariño”, contó.

Cristaldo también criticó la decisión de los clubes al contratar entrenadores extranjeros caros, entre famosos y desconocidos, que por lo general tienen dificultades para trabajar porque les cuesta entender la idiosincrasia del jugador y del fútbol boliviano.

“Traen técnicos caros que no ayudan a nada. Se debe dar prioridad al entrenador boliviano, que los hay bien capacitados, porque saben cómo preparar mejor a los equipos. Eso sí, tienen que darles condiciones de trabajo, como a los encargados de las menores para que no estén mendigando mes a mes hasta por pelotas por entrenar”, dijo Cristaldo, entrenador del club Atlético Huracán en esta ciudad y director de la escuela que lleva su nombre en la población argentina de Ibarreta, Formosa.

Comentarios