Escucha esta nota aquí

A la hora de dialogar siempre tiene una sonrisa en el rostro y es ameno. Luis Cristaldo, que a fines de la década de los 80 y la década de los 90 brilló en la selección nacional de fútbol, actualmente trabaja en un proyecto llamado Club Atlético Huracán, que milita en la Primera de Ascenso de la ACF.

El 25 de diciembre, se recordará un mes del fallecimiento de Diego Armando Maradona, que fue su entrenador en Mandiyú de Corriente en 1994, y Cristaldo ahora no encuentra explicación del por qué nunca se tomó una foto con el ‘Pelusa’, ni sabe qué hizo con una corbata que le regaló el ‘10’.

Califica como una anécdota lo que le ocurrió el año pasado cuando varias personas lo insultaron y estuvieron a punto de agredirlo porque estaba incursionando en la política bajo la sigla del MAS.

Cristaldo, surgido de la academia Tahuichi Aguilera, construyó una carrera brillante como futbolista. Junto con Marco Etcheverry son los únicos bolivianos que disputaron dos mundiales oficiales de la FIFA: el Sub-16 en Canadá, en 1987; y el Mundial EEUU 1994. Jugó 93 partidos para la selección y marcó cinco goles. Se retiró en 2012 y casi de inmediato comenzó a dirigir a Guabirá, incluso fue asistente de Julio César Baldivieso en la selección absoluta en 2015.

_El viernes se cumplirá un mes de la muerte de Maradona, que fue tu técnico en Mandiyú, en 1994. ¿Cómo lo recordás?

Me golpeó fuerte la noticia de su muerte, porque yo tengo lindos recuerdos de él como persona, mas que como futbolista. Me impresionó bastante conocerlo y saber la calidad de persona que era y por eso cuando llegó la noticia de su fallecimiento se me vinieron a la mente todos los momentos que compartimos, de meses de estar con él en Mandiyú, que era su primera experiencia como técnico. Recuerdo que cuando se despidió nos dijo que nos llevaría a todos en el corazón porque fuimos su primer equipo que dirigió y eso es como la primera novia nos dijo. Y es verdad él se acordaba siempre; por ejemplo, nos volvimos a cruzar en La Paz casi 14 años después en un partido que vino a jugar en defensa por la altura y me saludo bien, se acordaba hasta mi apellido.

_Siempre escuche eso de que Maradona tenía muy buena memoria y lo que cuentas ratifica esas versiones…

Sí, porque a mí también me sorprendió que se acuerde tan bien de mí, porque éramos 25 jugadores en Mandiyú y todavía que se acuerde de uno, después de tantos años en La Paz, imagínate… Tenía una gran calidad humana, se hacía tu amigo y olvídate, en lo que te podía ayudar te ayudaba. Me acuerdo una vez fui al control doping y me tarde, él dejó su vehículo para que me fuera al hotel y él se fue en el bus, dejó su movilidad con la que él se movía solo para mí, ordenó a su chofer que me espere, ¿quién hace eso? Acá recuerdo que varias veces en La Paz dejaron jugadores por que se tardaban en el doping y los dirigentes y los del cuerpo técnico se vinieron para Santa Cruz. O sea, imagínate, Maradona tuvo semejante gesto conmigo

_Todos querían conocerlo o al menos tener una foto con él…

Las fotos que se sacaba con mis amigos estando cansado era increíble, no se hacía del rogar, no se hacía esperar y de paso sonreía para la cámara. Claro que eso hacía porque se lo pedíamos los que lo conocíamos, porque si alguien no lo conocía era otra cosa, pero si se lo pedía alguien que lo conocía era muy bueno. En Mandiyú no había las mejores condiciones para entrenar, había un banco viejo, una infraestructura mala, pero Maradona no se hacía problema, él no se quejaba del barro ni de nada.

_Hiciste gestiones para que conocidos tuyos se saquen fotos con Maradona, pero nunca vi una foto tuya con él…

Esa misma pregunta me hago yo (se rie)… ¿por qué no me saqué una foto con él? Si bien en ese entonces no había los celulares que hay ahora, pero igual, creo que pudimos sacarnos fotos con él y no lo hicimos. Otra gente que nos iba a visitar se tomaba fotos con él, pero estoy casi seguro que nadie de los jugadores de ese equipo tiene una foto posando con él, porque las que hay son casuales, en el partido o en los entrenamientos. Por eso hasta ahora no sé por qué nunca me saque una foto a solas con Maradona.

_¿Y no tenés algún recuerdo material?

Me regaló una corbata cuando fui la figura en el partido que empatamos (2-2) con River Plate en su cancha, me dio la corbata que uso ese día para dirigir ese encuentro y no sé dónde está esa corbata. También había una entrevista que le hicieron en la que me nombraba entre sus mejores jugadores de Mandiyú, tenía recortes de ese periódico y ahora tampoco los tengo, los perdí… yo soy así, no tengo recuerdos materiales de nada, ni de donde jugué, ni de los equipos en los que estuve.

_Es de no creer… ¿Maradona te regaló una corbata y no sabes dónde está?

Sí, no tengo ni idea de dónde está la corbata. La tenía en un principio en un ropero, pero eso fue hace 26 años, después tuve muchos traslados y no sé qué pasó con ese recuerdo. Ahora que lo pienso, eso era como para enmarcarlo.

_Alguna vez hablaste con Maradona sobre esas versiones que podía haber jugado en Bolívar en 1994

No, nunca hable con él de ese tema, pero si sabía que había interés de don Mario Mercado por contratarlo para la Libertadores, aunque todo quedó en nada por el doping positivo de Maradona en el Mundial de EEUU 1994. Pudimos haber sido compañeros en Bolívar, pero resulta que después de ese mundial yo me fui a Mandiyú y Maradona fue a ese mismo equipo, pero de técnico. Cuando me vio me dijo y qué pasó, porque erraste ese gol ante Alemania; se acordaba de todo.

_¿En la actualidad, a qué te dedicas?

Me recibí de técnico de AFA, de argentina, gracias a Dios pude hacerlo el año pasado y pensaba dirigir, pero comencé en algo que nunca me había metido que es la política, pero era para ayudar al deporte y lastimosamente no se dio. Después volvimos al fútbol con Luis Méndez (ex jugador) con el club Atlético Huracán, somos accionistas y estamos en la ACF. Lo adquirimos el año pasado y estaba en Segunda de Asenso, participando el primer año logramos subir a la Primera de Ascenso, ahora queremos llegar lo más pronto posible a la Primera A.

_¿Cómo es trabajar con esa categoría?

En este tipo de categorías no se manejan muy bien, la gente le pone poco empeño a este nivel, pero estamos trabajando bien, nosotros estamos con chicos menores de 20 años y así ya subimos una categoría, este año estábamos seguros que íbamos a llegar a la B, pero lastimosamente la pandemia nos paró; sin embargo, el trabajo volvió y estamos trabajando bastante bien, porque queremos sacar jugadores formados en todos los aspectos, no solo en lo futbolístico, sino también formarlos como personas y mostrarles el camino correcto y de lo que es un deportista verdaderamente profesional.

_Con Atlético Huracán llegaron hasta octavos de final en la Copa Santa Cruz. ¿Cuál es el balance de lo hecho en ese torneo?

Muy positivo, porque primero jugamos un preclasificatorio contra otros tres equipos de una categoría mayor en la ACF y estos equipos tenían jugadores con experiencia, extranjeros y con refuerzos, mientras que nosotros con chicos nacionales menores de 20 años y solo dos de 21 años. Así logramos clasificarnos primeros y poder jugar la Copa Santa cruz donde estaban seis equipos por grupo, a nosotros nos tocó por ejemplo con Sport Boys y Royal Pari. Nos clasificamos entre los mejores tres de nuestra serie y llegamos hasta octavos, ahí jugamos contra Guabirá en su cancha, cuando debimos haber jugado en cancha neutral, pero igual lo hicimos bien y Guabirá nos ganó bien. Vemos que algunos chicos pueden llegar a la División Profesional, creo que entre seis o siete de ellos pueden ir a hacer pretemporada en un club profesional.

_Me mencionaste que estuviste por incursionar en la política el año pasado, ibas como diputado por el MAS.

A mí me gusta desde siempre el deporte y sobre todo el fútbol. Yo recibí una invitación de la gente del MAS, no me llamo Evo (Morales), ni ningún ministro, a mí me busco gente del barrio que me pidió que me postule como diputado, a un principio no quería porque no le entiendo al tema, pero después me explicaron que el objetivo era trabajar por el deporte y cuando me hablaron que la idea era ayudar a los niños y a los jóvenes en su formación lo vi lindo el proyecto y no me pude negar, lo hice por ellos, por los chicos, y pensé que se podía lograr muchas cosas. Entonces acepte por eso.

_Recuerdo de un video, que se hizo viral, en el que se ve a mucha gente queriendo agredirte porque ibas con el MAS…

Sí, lastimosamente pasó eso. Ya después me reía en mi casa, porque la verdad no entendía lo sucedido, creo que yo tengo todo el derecho de elegir y ver qué hacer con mi vida, no le hice daño a nadie, yo no estaba en la política, estaba por incursionar. Me puse en el lugar de la gente, los ánimos estaban calientes en ese entonces, salieron las personas a las calles en toda Bolivia. Ahora puedo decir que no pasa nada, a toda esa gente que hizo eso no le guardo rencor, no soy esa clase de persona, siempre he seguido las enseñanzas de nuestro señor Jesucristo que es perdonar. Está todo bien, no me afectó en nada, no me sentí mal, porque siempre he sabido que no he hecho nada malo, más bien he tratado de ayudar al prójimo, aunque mucha gente no lo entendió así y mezcló las cosas, así que ya está, ya pasó y para mí es una anécdota más de la que tengo que recordar.

_¿Qué análisis haces del apoyo de las autoridades al deporte nacional?

El deporte boliviano no está pasando un buen momento y nadie se encarga de tratar de darle solución. Yo quería cambiar esa imagen, quería cambiar esa desprotección que tienen los deportistas bolivianos de todas las disciplinas, por eso acepté ese proyecto el año pasado, pero no se pudo llegar a buen término. Hay poco apoyo y eso viene de todos los gobiernos, tampoco el gobierno actual se había preocupado, exceptuando por ahí con el tema de infraestructura, pero en la formación de los de los niños el apoyo es y fue nulo. Hicieron desaparecer el Ministerio de Deportes, eso demuestra que a los políticos les importa poco o nada el deporte, siendo que es algo esencial para la sociedad. Antes estaba mal el deporte, imagínate como estaremos más adelante si ya no hay siquiera un Ministerio de Deportes.

_Con la experiencia que tienes de tu época de futbolista y también como entrenador, ¿qué concepto tienes del torneo Apertura que se está disputando actualmente, en el que se ha programado 14 fechas en 35 días?

Ahí te das cuenta por qué estuve a punto de meterme en la política, porque yo veía todo eso, no es que lo veo de ahora, los problemas del deporte y en este caso del fútbol vienen de hace mucho tiempo. Una de mis prioridades también era llegar a ver el tema del fútbol en Bolivia a cambiar para mejorar. Lo que está pasando con el torneo Apertura solo pasa en Bolivia, no tiene explicación, por donde se le mire. Por eso nuestro fútbol está prácticamente fuera del Mundial Catar 2022 y nuestro torneo es lamentable, nada bueno jugar así, como se está jugando.

-Su perfil-

Edad: 51 años (31-08-1969).

Lugar de nacimiento: Ibarreta, Formosa, Argentina.

Clubes en los que jugó: Oriente Petrolero (1987-1990); Cerro Porteño, de Paraguay (1991-1992); Bolívar (1993-1994); Mandiyú, de Argentina (1994); Bolívar (1995-1998); Sporting de Gijón, de España (1998-1999); Bolívar (1999); Cerro Porteño (2000); Bolívar (2001); Sol de América, de Paraguay (2001); The Strongest (2002-2006); Oriente Petrolero (2007); Ciclón (2008); Guabirá (2009-2010); The Strongest (2011); y Oruro Royal (2011-2012). Títulos: Fue campeón con Oriente (1990), Cerro Porteño (1991 y 1992), Bolívar (1994, 1996, 1997) y The Strongest (Apertura y Clausura 2003; y Clausura 2004).

Equipos que dirigió: Debutó como DT en Guabirá (2012), asistente técnico en la selección nacional (2015), Cooper (2018) y Club Atlético Huracán (actualidad)

Comentarios