Escucha esta nota aquí

El mal momento quedó atrás. La ilusión de volver a jugar cuanto antes ayudó a que Luis Haquín acorte los plazos del ansiado retorno a las canchas.

La llegada al fútbol peruano para jugar en el Carlos A. Manucci, también contribuyó a mejorar el ánimo y a proyectar el 2022 con mayor motivación.

Haquín dejó atrás el fútbol chileno y su experiencia positiva en el Melipilla, que se truncó con la lesión en la rodilla sufrida jugando para la selección boliviana ante Perú, en La Paz, en octubre pasado.

“La etapa de recuperación está finalizada. Hace dos semanas recibí el alta médica. Hemos ido de manera progresiva, día a día”, señaló el zaguero cruceño, cuya ficha pertenece al Puebla de México

Haquín llega a un equipo que estuvo a punto de alcanzar este año un premio a Copa Sudamericana pero no lo logró por gol diferencia; Manucci igualó en puntos con César Vallejo y Deportivo Municipal.

El popular equipo del departamento Libertad, que tiene como capital a la ciudad de Trujillo, tiene su “clásico del norte” con Juan Aurich de Chiclayo, aunque su clásico e histórico rival era el Alfonso Ugarte de Chiclín, que actualmente se encuentra en otra categoría.

Los trujillanos se han propuesto este año mejorar el plantel, y en ese afán contrataron a Haquín, que cuenta con una experiencia importante tras su paso por Oriente Petrolero, Puebla, Bolívar y Melipilla.

Su incorporación dio que hablar en los medios peruanos, que destacaron su llegada.

“El central de 24 años llega procedente del Deportes Melipilla de Chile. Haquín ha generado gran expectativa en la gente trujillana, que espera con muchas ganas verlo en el campo de juego. Como se recuerda, el DT Enrique Maximiliano Meza dijo que su propósito es hacer historia en el fútbol peruano, ya que en su anterior participación, cuando era director técnico de Melgar, no pudo lograrlo”, reseña la página TodoSport sobre lo que significa el fichaje del cruceño y sobre la ambición del entrenador mexicano.

Antes de meterse de lleno al trabajo de pretemporada, el central brindó un par de entrevistas a medios peruanos expresando su satisfacción por la decisión que tomó de integrarse al Manucci, por la posibilidad de volver a jugar y regresar a la selección boliviana, que disputa un lugar en el Mundial de Catar.

“Quiero llegar a un gran nivel para retornar a la selección de mi país”, expresó Luis, que quedó al margen de la Verde por la lesión en la rodilla que obligó a una intervención quirúrgica.

Haquín es el décimo futbolista boliviano en llegar al balompié peruano y el segundo defensor nacional en llegar al campeonato incaico.

Comentarios