Escucha esta nota aquí

El partido. Realmente tuvimos en contra todos los condimentos como para no obtener un buen resultado y este grupo sacó otra vez la casta para salir adelante de obstáculos muy duros. Estamos pasando un mal momento, si alguien viene a decir que no entregó o que parece que no entrenó o no concentramos, yo creo que está equivocado, hoy superamos no solo a guabirá, sino a cosas extrañas que pasaron en la cancha.

Lo de Orosco. Un arbitraje espantoso, si ustedes (periodistas), no lo vieron dedíquense a otra cosa, porque estoy cansado. Siempre somos nosotros, a ‘Choti’ (su ayudante) lo expulsa el árbitro, ustedes no dicen nada, que tienen medio de perder el trabajo? díganlo de una vez por todas, estuvimos a punto de que se nos robe el partido, estamos hablando con la directiva para que recusen a este árbitro, no lo quiero nunca más para Blooming, fue vergonzoso, luchamos todo el partido con uno menos, termina expulsando a otro para compensar al final. Qué nos gane porque juegan mejor está perfecto, pero basta de jugar contra el árbitro, siempre parecemos visitante. El cuarto árbitro se la pasa a lado mío todo el partido esperando que diga algo para hacerme expulsar. Vamos a decirlo de una vez por todas.

Contra ellos. Todos los arbitrajes fueron espantosos este años contra nosotros, por eso ganamos los partidos así sufriendo, porque no nos dejan llegar al área. Cuantas faltas a favor de Blooming se cobraron a favor de Guabirá, si ustedes no lo vieron yo estaba en otra cancha, por eso me saco el sombrero por mis jugadores que a pesar de todo lo que nos está faltando, que no estamos pasando un gran momento sacaron adelante un partido terrible, estamos empatando en el segundo lugar con el Tigre, estamos clasificando a la Copa Libertadores, entonces estamos muy felices. Esta noche pasamos que tuvimos que pasar un obstáculo muy grande, porque no solo tuvimos solo contra Guabirá.

Los problemas. El jugador cuando entra a la cancha tiene que olvidarse de todo lo que lo rodea, en un momento que necesitábamos llegó el clásico, teníamos la esperanza de cobrar un sueldo, acá se debe tres sueldos y queríamos cobrar uno solo para llegar al clásico, se lo pedimos a los dirigentes, vamos a levantar el ánimo de los jugadores, no se pudo, entonces se prometieron que la semana después se iba a pagar y apareció lo de Iturralde y lo de García, nosotros no tenemos la culpa que aparezcan estas cosas, a nosotros se nos prometió el pago de un sueldo y no se cumplió. Entonces tomamos esta medida, que no tuvo un gran efecto porque no logramos nada, pero sí en tuvo un gran efecto en la unión del grupo y la solidaridad en el tirarse de cabeza a la pelota porque jugamos 70 minutos con unos menos por una expulsión ridícula, porque en las imágenes Duarte hasta toca el balón, no era roja, fue una infracción suave, que no definía el partido, pero la superamos, superamos el tema de la no concentración el tema del no entrenamiento. Mañana será otro día, hay elecciones, hay un nuevo aire. Esta victoria se la merecen los jugadores.

Comentarios