Escucha esta nota aquí

El holandés Luuk De Jong, elegido el mejor jugador del partido tras lograr dos de los tantos del Sevilla en la victoria 3-2 sobre el Inter de Milán, este viernes en la final de la Europa League, dijo que la clave del éxito de los suyos fue ser "como una familia".

"Es increíble. Durante el torneo tuvimos partidos muy duros, pero hemos jugado muy bien, como un equipo. Hemos sido como una familia, no importaba quien entrara. Trabajamos los unos para los otros", comentó De Jong al término del partido, tras recibir su trofeo como el mejor de la final.

De Jong, autor del gol que sirvió para ganar la semifinal ante el Manchester United (2-1), fue la sorpresa del once de Julen Lopetegui para este partido.

"El entrenador me dijo esta mañana que iba a ser titular. Ya dije el otro día, yo siempre estoy preparado y por fortuna ha ido bien", afirmó.

Sus dos tantos fueron de cabeza, algo que considera su "especialidad".

"En el primero, el centro de (Jesús) Navas era perfecto y pude ajustarlo al palo. El segundo fue un gran balón servido por (Ever) Banega. Es un gol especial", admitió.

Por su parte, el defensa francés Jules Koundé, que salvó sobre la línea una ocasión del Inter que hubiera puesto el 3-3 en el marcador, destacó el valor histórico de que el Sevilla haya ganado seis veces la Europa League, un logro no conseguido por nadie.

"Creo que el Sevilla es un grande de Europa. Ganar seis Europa League es algo que pocos equipos pueden hacer. Ahora toca pasar esta etapa, tendremos que hacerlo bien el próximo año en la Liga de Campeones, dejar nuestra huella allí, ya que es la mejor competición de Europa, la que más gente sigue y la más relevante", subrayó en declaraciones a la televisión francesa RMC Sport.