Escucha esta nota aquí

Cerca de las 10:00 de este domingo, fuentes judiciales confirmaron a la agencia Télam de Argentina que el médico de Diego Armando Maradona, Leonardo Luque, fue imputado por homicidio culposo, en el marco de la investigación sobre la supuesta negligencia que derivaron en su muerte. El ‘10’ dejó de existir el pasado miércoles, cuando se encontraba en su casa de San Andrés de Tigre.

La Policía allanó el domicilio de Luque, que está ubicado en la calle 30 de Septiembre al 1800, de Adrogué, en la zona sur del conurbano. También su consultorio situado en avenida Del Libertador 5990, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Además, recibió la notificación pertinente.

“La notificación no implica un llamado a indagatoria ni una medida restrictiva de la libertad, sino que se le informa que está siendo objeto de una investigación”, informaron las mismas fuentes al medio argentino.

La orden la dio el juez de Garantías de San Isidro, Orlando Díaz, a requerimiento del equipo de fiscales encabezado por el fiscal general del Departamento Judicial, John Broyad, e integrado por sus adjuntos Patricio Ferrari y Cosme Iribarren; y por la fiscal de Benavídez, Laura Capra.

“Los funcionarios policiales y judiciales buscaban historias clínicas, computadoras, teléfonos celulares y documentación de interés para la causa que quedó caratulada como homicidio culposo”, añade Télam.

En las últimas horas, Dalma, Gianina y Jana Maradona, hijas de Diego, prestaron su declaración ante las autoridades. Les consultaron sobre cómo fue la internación de su padre, los médicos que eran responsables de su caso y quién dio la orden para que deje la Clínica de Olivos.  

Comentarios