Escucha esta nota aquí

Diego Maradona fue muy amigo de Evo Morales y de la ideología del expresidente de Bolivia para administrar el país. Esta amistad con el ahora ex mandatario lo hizo venir a La Paz para jugar un partido amistoso cuando anunció que apoyaba que la selección nacional jugara de local en la altura de La Paz.

Con ese apoyo, el ‘10’ ayudó a que FIFA y algunos países como Brasil dejen de presionar para vetar la altura, especialmente para las eliminatorias

Después el mismo Pelusa lo sufrió en carne propia cuando en las eliminatorias del Mundial de 2010 le tocó dirigir a la selección argentina que ya contaba con Lionel Messi en sus filas.

Ese equipo jugó en el Hernando Siles y cayó por un histórico 6-1, que dejó conmocionados a Maradona y al fútbol argentino. Pese a ese duro revés, el 'pibe de oro' jamás hizo una declaración en contra acerca de la ventaja natural que tiene Bolivia en un escenario a más de tres mil metros de altura.

¿Qué dijo después de esa derrota? “Cada gol de Bolivia era un puñal en el corazón. Bolivia nos superó en todos los sectores de la cancha, nos ganaron bien y no hay nada que decir”.

Comentarios