Escucha esta nota aquí

Marco Antonio Etcheverry tuvo un comienzo de mes complicado. Lo internaron por un cuadro crítico de hiperglucemia en una clínica de Virginia, Estados Unidos, donde recibió un tratamiento de emergencia.

El exfutbolista, que el mes pasado dejó Santa Cruz para volver a radicar en Estados Unidos con el fin de poner en marcha una escuela de fútbol en Carolina del Norte, se descompensó porque los niveles de azúcar en su sangre se elevaron (500) por encima de lo normal.

El ex jugador contó en el programa No Mentirás de la red PAT que fue una situación complicada y triste para él y su familia, de la que espera no se vuelva a repetir.

“Gracias a Dios sigo vivo. Tuve muchísimo miedo a morir porque en ese momento me sentí muy débil. Me cuenta mi esposa que hablaba cosas incoherentes, que traspiraba mucho y a la vez tenía mucha fiebre. Eso hizo que me lleven al  hospital. Fue un momento duro, difícil, de mucho dolor, de mucho frio y fiebre. La pasé muy mal y por eso digo que nunca más me va pasar esto en mi vida porque no me voy a descontrolar con el azúcar, sé las consecuencias que trae”, dijo el ex Oriente Petrolero, quien confesó que por eso ha sido una alegría reconfortante saber que la Liga Mayor de Fútbol (MLS) de Estados Unidos lo haya incluido, al igual que a Jaime Moreno (futbolista boliviano) entre los 25 mejores futbolistas que ha tenido esta entidad deportiva en sus dos décadas y media de vida.

 “Ha sido una buena noticia que alivia los últimos 15 días malos que tuve. Ha sido todo un espectáculo lo que vivimos con Jaime (Moreno) en el DC United aunque él suma más logros porque estuvo más tiempo en el club. Se creó una familia muy importante en el DC United, que ya no existe ahora. Es una alegría gigante que después de 25 años sigamos vigentes en el club y en la Liga”, declaró.

Etcheverry militó en el DC United entre 1996 y 2003. Ganó tres campeonatos (1996, 1997 y 1999) y fue el mejor jugador de la temporada(MVP) 1998 mientras su compatriota Moreno también participó en esos triunfos y sumó un cuarto título en 2004.

Los 25 más grandes fueron elegidos entre los 137 futbolistas “más condecorados e impactantes” en la historia de la MLS. El Comité de Nominaciones estuvo formado por exjugadores, entrenadores, empleados, directivos, periodistas y el socio televisivo.​​


 

Comentarios