Escucha esta nota aquí

Marcos Rodríguez, vicepresidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), no dudó en ratificar su confianza al técnico de la selección nacional César Farías. Este martes se reunirá el comité ejecutivo de la federación y descartó que se vaya a abalizar la continuidad o no del venezolano al frente de la Verde.

Los malos resultados en las eliminatorias y en los partidos amistosos llevó en su momento a que corriera la voz de que la continuidad de Farías estaba en duda, pero el directivo de la FBF considera que eso no está en tela de juicio.

“Apoyo y respaldo totalmente el trabajo del profesor César Farías. Lo he dicho anteriormente, si alguien me da la solución diciendo que cambiando de entrenador vamos a ganar los partidos, inmediatamente me juego por el cambio, no tengo la menor duda de hacerlo”, dijo Rodríguez en contacto telefónico con DIEZ.

El pandino cree que el trabajo y el fútbol boliviano está evolucionando luego de que se volvió a la competencia, porque debido a la pandemia, el año pasado las cosas no le salieron bien a la selección debido a la inactividad de nuestros jugadores.

“Hemos tenido un año inédito con el tema dela pandemia, no fueron tiempos normales, no hubo un trabajo normal en nuestro país, cuando nos tocó jugar no teníamos competencia y los jugadores estaban fuera de ritmo. Yo respaldo al entrenador, a no ser que alguien me demuestre que con un nuevo técnico vamos a ganar todos los partidos, mientas tanto el trabajo va evolucionando, los jugadores están evolucionando y las cosas van a comenzar a cambiar”, agregó Rodríguez.

Sobre la Copa América, que debe jugarse en Colombia y Argentina entre el 11 de junio al 10 de julio, Marcos Rodríguez es partidario de que se respeten las fechas, ya que una hipotética postergación llegaría a perjudicar los torneos nacionales en los diferentes países.

“Creo que ya hemos estado en la situación más difícil de la pandemia y se tiene que realizar, porque es importante para los países los recursos que entran a las federaciones, para implementar cosas y trabajar. Una postergación sería dificultoso, incluso para los clubes, porque jugarían sus torneos pendientes de que en cualquier momento cambiarán la fecha de las competencias internacionales y eso llevaría jugar casi cada 72 horas como está ocurriendo en otros lados, lo que genera gran desgaste en los futbolistas”, explicó.

Finalmente, aclaró que su persona en ningún momento dijo estar molesto con el presidente de la FBF Fernando Costa, quien supuestamente estaría manejando de forma unilateral el ente matriz del fútbol nacional, como se menciona en algunos medios.

“Si hubiera algo que no estuviera bien, yo se lo diría al presidente personalmente no a través de los medios de comunicación. Los temas institucionales o personales se los debate de frente no a través de los medios de prensa. Lamento que circule información falsa”, enfatizó.

Comentarios