Escucha esta nota aquí

La gran jugada de Carlos Soliz -tras pase de Lucas Mugni- frente a Nacional Potosí y el entendimiento que tuvo con Pedro Marcos ante de inflar las redes llamó la atención a propios y extraños en Oriente Petrolero. Los dos jóvenes extremos buscan consolidarse en el primer equipo verdolaga. Frente a Sport Boys son opciones, aunque ellos están preparados para jugar desde el inicio.

Marcos, de 23 años, abrió su cuenta personal de goles en la División Profesional el domingo. Ese día será inolvidable para el cruceño. “Siento una satisfacción enorme, era mi sueño jugar en primera con Oriente. Ojalá pueda seguir”, dijo a DIEZ. Su debut, de titular, fue frente a la banda roja, pero ya tuvo minutos frente a Bolívar, Destroyers, San José, Aurora y The Strongest.

Luis Marín Camacho, DT refinero, siempre le pide tranquilidad. “Me dice que haga lo mío, que juegue sin presión y suelto”, contó Marcos que viste la camiseta verdolaga desde hace cinco años, desde la sub-17. Siempre jugó en esa posición y desde pequeño asistió a la academia Tahuichi para dar sus primeros pasos en el deporte más popular del mundo. “En cualquier escenario me he sentido bien, no he tenido problemas, estoy cómodo”, afirmó.

 Su compañero Soliz llegó al campamento refinero en enero, en la etapa de prueba. Su primer encuentro desde el inicio fue frente a la academia paceña, en el Hernando Siles. Después jugó ante Always Ready y estuvo frente a Nacional en la fecha 9. ¿Por qué fue titular en tres partidos en la altura?  La respuesta es sencilla, pues militó en Huanuni de Oruro por dos años, tiempo que le permitió adaptarse a los más de 3.000 msnm. Es más, el domingo, asistió a Marcos para que marque el gol que encaminó al refinero hacia la victoria.

Comentarios