Escucha esta nota aquí

El capitán de Brasil, el defensor Marquinhos, dijo este martes que los jugadores de la 'Selecao' nunca se negaron a disputar la Copa América en su país, como aseguraron algunos medios en medio de la convulsión que ha rodeado al torneo continental.

"En ningún momento los jugadores se negaron a vestir esa camisa. Es nuestro sueño de niños, el mayor orgullo es vestir la camisa de la selección", dijo el central del Paris Saint Germain tras la victoria 2-0 contra Paraguay en Asunción, por la octava jornada de la eliminatoria sudamericana hacia el Mundial de Catar 2022.

"A partir de ahora vamos a ver lo que se decide. Hay una jerarquía", dijo, sobre la esperada postura de los jugadores brasileños acerca de la realización de la Copa América 2021, que debe iniciar el domingo.

La designación de Brasil como sede hace una semana, tras las salidas de Argentina y Colombia, provocó una cascada de críticas internas y externas por la grave situación sanitaria del gigante latinoamericano, el segundo país con más muertos (más de 474.000), una cifra superada solo por Estados Unidos.

Los jugadores, respaldados por la comisión técnica, habrían manifestado al presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, Rogerio Caboclo, a cargo de la logística, su malestar por haberse enterado de la designación a través de la prensa, según medios locales.

Los atletas habrían considerado no disputar el evento e incluso habrían contactado con los líderes de otras selecciones para alcanzar un consenso.

Caboclo se habría molestado con los jugadores y con el técnico Tite, por respaldar al plantel, lo que provocó una crisis en la 'Canarinha', apaciguada el domingo por la orden del Comité de Ética de la CBF para que el presidente se retire temporalmente del cargo tras una denuncia de una funcionaria de la entidad de acoso sexual y moral.

El otro capitán Casemiro aseguró el viernes, tras la victoria 2-0 contra Ecuador en Porto Alegre, que los jugadores revelarían su opinión después del juego de este martes en Asunción.

Líder solitario del premundial sudamericano, con puntaje perfecto de 18 puntos en seis partidos, Brasil venció por primera vez en casa de Paraguay desde el 16 de junio de 1985, gracias a goles de Neymar y Lucas Paquetá.

"Ese era el objetivo que veníamos a buscar (...) Fue una partida de muy alto nivel, me gustó mucho, la selección paraguaya creció mucho en los últimos tiempos", agregó Marquinhos.

El futuro de la convulsa Copa América de Brasil se definirá el jueves, cuando el Tribunal Supremo decida sobre dos acciones judiciales contra la realización del campeonato de selecciones más antiguo del mundo.

Comentarios