Escucha esta nota aquí

Marcelo Martins no pudo disimular su malestar este jueves, tras el final del partido que el Cruzeiro jugó en casa ante Operario por la fecha 24 del campeonato brasileño de la Serie B, por el gol que el árbitro (Rodrigo Dalonso) le anuló, tras revisar la jugada en el VAR, a los 65 minutos y que pudo ser del triunfo.

“Fue una alegría que duró poco. La gente no puede sufrir eso aquí dentro de nuestra casa. Mandar a dirigir un árbitro como el de hoy, siendo que estamos luchando para ascender, causa malestar. La CBF tiene que ver estas cosas. Después la gente se molesta con nosotros y suceden situaciones difíciles como le ocurrió a Tardelli (los hinchas del Santos lo amenazaron de muerte). Nuestra familia está en riesgo a causa de ellos (los árbitros). Nosotros quisimos ganar jugando un buen fútbol, pero es imposible ganar así. Primero nos sancionan un penal en contra y después nos anulan un gol legítimo que pudo ayudarnos a la clasificación. Qué podemos hacer ahora?”, dijo el Flecheiro.

El partido contra Operario terminó empatado a un gol. Después el encuentro, Vanderlei Luxembuego, entrenador del Cruzeiro, también manifestó su enfado por este perjuicio para la Raposa de Belo Horizonte, que en 24 fechas suma 30 puntos y ocupa el puesto 12 entre 20 equipos que luchan por ascender a la categoría superior del fútbol brasileño.

Comentarios