Escucha esta nota aquí

Marcelo Martins Moreno ya está en La Paz. El atacante del  Cruzeiro de Brasil se incorporó este lunes a la concentración que la selección nacional cumple en la sede de gobierno con miras al partido del 13 de octubre ante Argentina.

El delantero cruceño no formará parte del plantel que jugará el próximo viernes en San Pablo ante Brasil (20:30). La decisión de César Farías ha sido tomarlo en cuenta para el duelo ante los argentinos, al igual que a Alejandro Chumacero (volante), Boris Céspedes(volante) y Jaume Cuellar (delantero), que militan en clubes del exterior y que también están ya con el reducido grupo que se quedó en la hoyada paceña.

Martins tiene buenos recuerdos de los partidos que ha disputado ante el equipo cuya figura es Lionel Messi. En el 2011, para las eliminatorias para el Mundial de Brasil 2014, fue el dolor de cabeza para la zaga albiceleste, pues un gol suyo silenció el Estadio Monumental, en el encuentro que terminó en empate.

Dos años antes (1 de abril de 2009), para la clasificación al Mundial de Sudáfrica 2010, el ex Oriente Petrolero aportó con un gol en la goleada por 6-1 al equipo que en ese entonces dirigía Diego Maradona. Ese partido se jugó en el Hernando Siles y fue en la jornada gloriosa de Joaquín Botero, que marcó tres veces.

Martins es sinónimo de gol aunque no esté atravesando un buen momento con su actual club en Brasil. El ariete nacional también está a un paso de igualar o superar la marca de Joaquín Botero, que es el máximo artillero de la selección con 20 anotaciones entre 2001 y 2009.

Está a tan solo dos goles de igualar el récord de Botero, que ya está retirado como profesional. Martins marcó sus primeras conquistas en el cuadro boliviano en el 2007. Ante Argentina puede hacer historia y agrandar aún más su imagen de temible goleador.