Escucha esta nota aquí

La lesión de Matheo Zoch, de Royal Pari, fue determinante en el partido ya que luego de que Leonardo Urapuca le entrara duro y le provocara una fractura de tibia y peroné en la pierna derecha, Blooming no encontró más el rumbo. Hubo un primer empellón de Thiago Ribeiro al defensor y luego de Óscar Díaz que ingresó a la cancha para increpar al zaguero que había quedado perplejo.

Zoch se retorcía en la cancha mientras los médicos ingresaron de inmediato, pero ya se había desatado un embrollo porque los compañeros de Zoch, como Ribeiro, Díaz, Mauro Milano y Mariano Brau, habían optado por ir a empujar a los celestes molestos por la gravedad de la jugada. El árbitro del encuentro, Rafael Subirana, intentaba calmar los ánimos aunque la situación fue difícil.

Hasta ahí empataban y Blooming cayó en un pozo del que no se pudo levantar porque no solo se quedó sin Urapuca, sino también sin Latorre que se fue expulsado poco después cuando se rehízo el partido. El encuentro siguió, pero a los inmobiliarios solo le importó controlar el balón para que el cotejo acabe. Lo de Zoch era lo que preocupaba.

Poco después se oficializó que Matheo había sufrido una lesión de tibia y peroné y que debía ser intervenido de inmediato. La lesión conmocionó también a los hinchas de Blooming que asistieron al Tahuichi para ver el encuentro. El informe oficial del médico era esperado por los medios que fueron anoticiados de la gravedad por un miembro del departamento de prensa del club cruceño.

Fue internado en la clínica Sion Urbarí donde recibió la asistencia de la dirigencia y donde también estuvieron sus familiares.