Escucha esta nota aquí

El experimentado mediocampista de Real Santa Cruz, Mauricio Saucedo, le hace frente a este difícil momento provocado por el coronavirus, acompañado de su esposa Carolina Paz y sus dos hijos.

Debido al cuidado que hay que tener, sobre todo estos días, “mis hijos ya se acostumbraron al alcohol con gel”, dice ‘El flaco’, refiriéndose a sus pequeños Samuel Arturo e Isabella, de dos años y un añito, respectivamente.

Con 34 años de edad, Mauricio se sincera y dice que comparte los deberes de la casa con su esposa Carolina. “Tengo que cuidar a mis hijos, porque debido a la cuarentena no puede venir la niñera, así que hay que alimentarlos bien y hacerlos jugar. Mi hijo prefiere sus autitos y a mi hijita le gusta su cocinita, también vemos videos y televisión”, reveló.

“Estos días estoy al cien por ciento con mi familia, algo que no pasa cuando uno entrena y más que todo cuando hay viajes. Así que, aprovechando para estar con mis hijos, es muy bonito ya que la familia se une más”, agregó.

Saucedo, que jugó en los clubes más grandes de Bolivia y paseó su fútbol por Portugal, Ucrania y Brasil, no descuida la parte física para cuando llegue la hora de volver a competir.

“Como vivo al frente del Parque Urbano, los primeros días me entrenaba ahí, pero una vez que decretaron cuarentena general lo hago en e pasillo de mi domicilio. El profe (David Camacho, preparador físico de Real Santa Cruz) nos pasa por WhatsApp lo que tenemos que hacer para mantenernos en forma y ese trabajo lo realizó normalmente por las tardes cuando los chicos están durmiendo su siesta”, finalizó.

Comentarios