Escucha esta nota aquí

Un doblete de Kylian Mbappé (74 y 90+1) y los goles de Pablo Sarabia (3) y Mauro Icardi (76) sirvieron al PSG (1º) para firmar una goleada (4-0) ante el Dijon (17º), este sábado en la 27ª jornada, en un duelo en el que se lesionó Ángel Di María.

 El argentino tuvo que ser sustituido en el minuto 17 debido a dolores en el muslo derecho. Durante unos minutos, el 'Fideo' se había estado llevando la mano a la parte posterior de su músculo.

 "Sintió una molestia y preferimos cambiarlo, no tomar riesgos. Se le van a hacer otras pruebas mañana (este domingo), pero confío en que pueda, quizá, jugar contra el Lyon", el miércoles en la semifinal de la Copa de Francia, declaró tras el partido el técnico Thomas Tuchel.

 Su cambio, no obstante, suscita preocupación, especialmente ante la cercanía del importante partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones, el 11 de marzo ante el Borussia Dortmund, en el que los parisinos deben intentar remontar el 2-1 adverso de la ida.

 Antes ya había abierto el marcador Sarabia, acertado con el gol en este tramo de la temporada, al aprovechar un tiro lejano del brasileño Marquinhos.

 - Di María da el susto –

Sin Neymar, sancionado por su expulsión, ni Di María tras su sustitución, el PSG se mostró falto de inspiración y eficacia, hasta que apareció Mbappé, que con su doblete alcanza los 18 tantos en Ligue 1. 

En un momento en el que Edinson Cavani le ha 'robado' la titularidad, aprovechó su oportunidad Icardi, al marcar cinco minutos después de entrar en el campo tras una asistencia de Mbappé. 

Antes el 'Matador' uruguayo se había mostrado ineficaz (35 y 60). La carrera por ser titular ante el Dortmund en casa se relanza entre los dos arietes sudamericanos.

 Con su triunfo el PSG se sitúa con 13 puntos de ventaja sobre el Marsella (2º), que el viernes hizo los deberes al vencer 3-2 al Nimes (18º) con un triplete del argentino Darío Benedetto.

 "Fue un buen partido. Logramos marcar rápido y eso nos dio tranquilidad", destacó el brasileño Marquinhos, que este sábado dejó el eje de la defensa para jugar de mediocentro.

 "El entrenador hace pruebas para ver cómo vamos a jugar contra el Dortmund. Es el momento de hacer pruebas. Vamos a ir subiendo en potencia porque el partido importante es el del 11 de marzo", añadió.

 El duelo de este sábado en el Parque de los Príncipes estuvo también marcado por las medidas para frenar el coronavirus: zona mixta anulada, prohibición de apretón de manos entre jugadores y entrada al estadio de los futbolistas lejos de los aficionados.